España

Grande-Marlaska realiza su séptimo viaje a Marruecos en plena crisis migratoria de Canarias

La inmensa mayoría de los migrantes que han llegado en las últimas semanas a Gran Canaria son marroquíes, certifica la Policía

Grande-Marlaska y Abdelouafi Laftit, el pasado mes de febrero en Rabat.

Grande-Marlaska y Abdelouafi Laftit, el pasado mes de febrero en Rabat. M. INTERIOR

El ministro Fernando Grande-Marlaska realizará este viernes su séptimo viaje oficial a Marruecos desde que está al frente de Interior con un asunto primordial en la agenda -el refuerzo de la colaboración en materia migratoria- y la avalancha de llegadas a Canarias como trasfondo. La «inmensa mayoría» de los migrantes que en las últimas semanas ha llegado al puerto de Arguineguín son marroquíes, según reconocen fuentes policiales.

El titular de Interior se reunirá en Rabat durante una hora y media con su homólogo del reino alauí, Abdelouafi Laftit. La última cita entre ambos tuvo lugar el pasado 6 de febrero -antes de que se declarara la pandemia del coronavirus- y en ella abordaron medidas conjuntas para el control de los flujos migratorios en la fachada atlántica, a la vista de que el cierre de la ruta del Mediterráneo intensificaría la presión de las mafias sobre Canarias.

Así ha ocurrido. Según las estadísticas del Ministerio del Interior, el número de migrantes que llegó por mar a las islas Canarias hasta el pasado 15 de noviembre ascendía a 16.760 personas, un 1.019 % más que en el mismo periodo del año anterior. Las embarcaciones han pasado de 93 a 553 (un 494,6 % más).

La Policía certifica que la «inmensa mayoría» de los migrantes que han llegado en las últimas semanas son marroquíes

Al cierre de la ruta del Mediterráneo se ha sumado el grave impacto económico que la pandemia de la covid-19 está teniendo en países como Marruecos, lo que está llevando a muchos jóvenes a subirse a una patera y tratar de llegar a Europa.

El apoyo de las autoridades marroquíes en la lucha contra las redes mafiosas que trafican con personas y el intercambio de información son pilares básicos en la política del Gobierno de Pedro Sánchez, como volverá a ponerse de manifiesto en la reunión de este viernes en Rabat. Desde que llegó al Ministerio del Interior, Grande-Marlaska ha señalado la cooperación política y el desarrollo de proyectos con países de origen y tránsito como ejes de la política migratoria de España.

«Los buenos resultados alcanzados gracias a las políticas y las actuaciones conjuntas desarrolladas entre España y Marruecos durante 2019, las cuales lograron revertir la tendencia creciente de llegadas irregulares en el año 2018 con un descenso del 50 por ciento, son una muestra del camino a seguir reforzando en la actualidad, especialmente en lo relativo a las salida hacia las Islas Canarias», han indicado fuentes de Interior en vísperas del encuentro que mantendrán Grande-Marlaska y Abdelouafi Laftit.

Traslados de migrantes

El nuevo viaje a Marruecos se produce la semana en la que el PP y Coalición Canarias han pedido la dimisión del ministro del Interior por su gestión de la crisis migratoria, con más de 2.000 migrantes acogidos en el campamento improvisado del puerto de Arguineguín y después de que se hubiera facilitado la salida a 227 sin tener un lugar donde pernoctar o al que acudir.

No ha sido hasta este miércoles cuando Interior trasladó a un grupo de 200 migrantes hasta el antiguo polvorín militar de Barranco Seco (Las Palmas de Gran Canaria), como pedía el Ayuntamiento de Mogán (en cuyo término municipal donde se encuentra Arguineguín). La intención del Gobierno es llevar a estas antiguas instalaciones militares a otros 200 migrantes durante la tarde de este jueves.

Comentar ()