Aragón pasará a nivel 3 de alerta sanitaria la próxima semana, lo que permitirá la apertura del interior de la hostelería y gimnasios el día 15 y de los límites provinciales el día 21.

Así lo han anunciado en rueda de prensa el presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Sanidad, Sira Repollés, quienes han justificado la decisión ante la mejora de los parámetros por la incidencia de covid-19 en la Comunidad, como un índice de reproducción de un 0,7 % y una ocupación de camas UCI inferior al 35 %.

No obstante, Lambán ha señalado que son medidas «reversibles» y que en el caso de que la situación empeorara y las navidades no evolucionaran como les gustaría no les «temblará el pulso» para volver a adoptar medidas restrictivas, por lo que ha vuelto a reclamar que las celebraciones se ciñan al núcleo familiar más íntimo.

Aragón presenta en la actualidad una incidencia a 14 y 7 días por debajo de 150 y 100 contagios, respectivamente, por cada 100.000 habitantes, una ocupación de las camas convencionales de hospital menor del 15 % y de las UCI, a fecha de hoy, inferior al 30 %, con 70 pacientes, y con la previsión de que baje en los próximos días.

Datos que han permitido pasar a nivel de alerta 3 y adoptar la decisión de que a partir del día 15 se alargue el cierre de las actividades no esenciales hasta las 22 horas.

Desde ese día, en Hostelería y Restauración se permitirá el consumo en el interior de los establecimientos con un aforo del 30 % del 100 % en el exterior, siempre que se mantenga la distancia de 2 metros y un máximo 6 personas por mesa.

En los establecimientos de apuestas de juego y azar y gimnasios se permite un aforo del 30 % y los de cultura se incrementa al 50 %.

En las actividades con guía se permiten hasta 10 personas así como la celebración de mercadillos al aire libre, con control de aforos.

A partir del día 21 desaparece el confinamiento provincial y se mantendrá el de la Comunidad autónoma con la salvedad de las fechas navideñas. Se permitirán entradas y salidas del 23 al 26 y 30 al 2 de enero y se mantendrá el resto de días.

En las fechas concretas de las festividades los lugares de culto se abrirán al 50 % de ocupación y se permitirá una agrupación familiar de hasta 10 personas y de 6 en el resto de jornadas.

El toque de queda se establecerá entre las 1,30 y las 6 de la mañana el día 24 y 31 de diciembre y se mantendrá entre las 23 horas y las 6 de la mañana el resto de días.