La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha acordado el traslado de otros once presos etarras a cárceles más próximas al País Vasco, entre ellos Juan Carlos Iglesias Chouzas, Gadafi, considerado uno de los etarras más sanguinarios.

Según informa Prisiones en un comunicado, también se ha acordado el acercamiento de etarras como Igor Portu, que fue uno de los autores del atentado de la T-4; la exdirigente de la banda Ainhoa García Montero, o condenados por asesinatos como José Ignacio Guridi Lasa, Fermín Vila Michelena, Manex Castro Zabaleta, Juan Carlos Besance, María Jesús Arriaga Martínez o Francisco Javier Gallaga Ruiz.

También serán trasladados Iker Lerma y Luis Enrique Garate, además del GRAPO Manuel Pérez Martínez, en este caso desde Castellón a la cárcel de Aranjuez, en Madrid.

Iglesias Chouzas progresará al segundo grado (el régimen ordinario de cumplimiento) y pasará de la cárcel de Alicante a la de Dueñas, en Palencia, según Prisiones, que explica que el etarra asume la legalidad penitenciaria, ha presentado un escrito reconociendo el daño causado y su decisión de no recurrir nunca más a la violencia. 

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha enviado un comunicado condenando estos acercamientos y ha expuesto que 105 de los 195 etarras en
prisión están a menos de 200 km de sus domicilios, cuando «por desgracia, las víctimas del terrorismo tienen que recorrer muchos kilómetros para visitar las tumbas de los asesinados por estos terroristas».