España

Moncloa debate sobre el confinamiento domiciliario para rechazarlo de nuevo

Sanidad niega a Castilla y León que pueda adelantar el toque de queda a las ocho de la tarde

Pedro Sánchez y Salvador Illa en una imagen de archivo EFE

El Comité de Seguimiento del Coronavirus, en su reunión de esta mañana en Moncloa, ha abordado la petición de algunas Comunidades autónomas, como la de Castilla y León, de confinar domiciliariamente a su población por una o dos semanas para hacer frente a la tercera ola del coronavirus, pero como viene siendo la tónica en el Gobierno central, la conclusión ha sido negativa.

La reunión, presidida por el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, con la presencia de los ministros de Sanidad y Política Territorial, Salvador illa y Carolina Darias, respectivamente, tenía por objeto analizar el crecimiento desbocado del contagio en esta tercera ola, lo que ha llevado a muchas regiones a endurecer las medidas de movilidad, aforos, horarios y toques de queda.

El Ejecutivo central, sin embargo, no parece dispuesto a mover ficha. La conclusión es que los presidentes autonómicos «deben agotar las medidas que permiten el actual estado de alarma», según fuentes gubernamentales. El ministro Illa insiste una y otra vez que sólo hace falta cumplir los requisitos establecidos en el último decreto para intentar doblegar una curva de contagiados, ingresados y fallecidos que no hace más que subir y tiene visos de alcanzar su pico en las semanas venideras. Ese ha sido, precisamente, uno de los motivos por los que se retrasan las elecciones catalanas, que estaban previstas para el próximo 14 de febrero.

De ahí que muchos presidentes autonómicos hayan tocado a rebato en un intento porque no se les colapsen las ya de por sí muy saturadas urgencias. Sin embargo, Illa leva insistiendo desde principios de noviembre en que hay margen para tomar medidas. Moncloa no quiere oír hablar ni de lejos de volver a encerrar a los ciudadanos en sus domicilios, aunque en este caso se le hayan solicitado confinamientos mucho más breves que, como el de primavera de tres meses y medio, sólo puede decretar el Gobierno de la nación.

Además, niega a Castilla y León la posibilidad de adelantar el toque de queda a las ocho de la tarde, dado que el actual decreto, vigente hasta el 9 de mayo, sólo lo contempla entre las 22 horas y las 7 del día siguiente. Ese es el margen en el que se tienen que mover los territorios. Sin embargo, el ejecutivo del popular Alfonso Fernández Mañueco, seguirá adelante con esta propuesta.

Comentar ()