El consejero de Salud de la Región de Murcia, Manuel Villegas, ha anunciado este miércoles que no dimitirá por la polémica generada en torno a su vacunación y la de su equipo en la Consejería y el Servicio Murciano de Salud. «No ha habido distinción, ni tratos de favor ni privilegios», ha asegurado.

En una rueda de prensa convocada esta mañana, Villegas ha explicado que la vacunación de él y su equipo fue una decisión que se tomó «desde el convencimiento» de que estaban cumpliendo el protocolo establecido por Sanidad. Aún así, el consejero ha pedido disculpas por aquellos ciudadanos que han podido sentirse «ofendidos».

El anuncio del consejero desemboca en una nueva crisis en el Gobierno de coalición murciano entre el PP y Ciudadanos. La portavoz del grupo naranja ha exigido la dimisión de Villegas y ha anunciado que desde Cs tomarán una decisión tras conocerse las palabras del responsable de Salud.

Ciudadanos exige a Miras el cese del consejero de Salud tras anunciar éste que no dimite

El consejero ha explicado que se invitó a vacunarse al personal de la Consejería de Salud porque «entendemos que su labor es necesaria en la pandemia y entraba dentro de lo que marcaba el Ministerio», al tiempo que ha reafirmado que es una decisión en la que cree «firmemente».

Según ha dicho, la vacunación del personal de la Consejería y de los altos cargos se ha realizado «una vez que se ha vacunado ya a todo el personal que está en primera línea», y prueba de ello es que no ha habido voluntad de «ocultar nada, se ha actuado con normalidad, no ha habido distinciones entre profesionales y se ha hecho lo que se debía hacer, sin tratos de favor ni privilegios», ha remarcado.

Es más, ha aclarado que se optó precisamente por vacunar a toda la Consejería para «evitar privilegios, somos un equipo y todo el mundo es importante».

Villegas ha recordado que después del personal que está en la primera línea, el protocolo indica que se tiene que vacunar al personal sanitario y sociosanitario, «ahí hemos englobado a todo el personal sanitario sin establecer privilegios, como puede ser el personal jurídico que trabaja en la Consejería».

No obstante, se ha puesto «en la piel de los que se sienten decepcionados» y ha pedido disculpas. «Pido disculpas a quienes interpreten de otra manera lo que se ha hecho. Nuestro trabajo ha de ser juzgado y valorado por parte de la sociedad para parar la pandemia», ha reconocido. Aunque, ha reiterado que su voluntad no es la de dimitir por este hecho.

Tal y como ha manifestado, actualmente se está «en el momento más crítico de la pandemia». Además, ha señalado que las próximas tres semanas «son las más duras de la pandemia, ahora hay que cerrar los puños y tirar para adelante y no buscar distorsionar o huir», ha afirmado, al tiempo que ha dicho que «hay que afrontar la realidad y pedir disculpas».

Villegas ha explicado que las disculpas las pide al entender que «hay gente que está esperando su vacuna y al oír esto, no saben que no se puede vacunar a nadie del segundo bloque porque aún no tenemos permiso del Ministerio, que es lo que venimos pidiendo desde hace unas semanas», ha dicho antes de añadir que pide disculpas «porque hay gente que se puede haber sentido decepcionada2.

Durante su intervención previa al Pleno de la Asamblea Regional, Villegas ha recordado que su futuro «no es la política, aquí he venido temporalmente a hacer una labor de gestión».