«ERC es el partido más reprimido de Cataluña». Así lo ha asegurado Oriol Junqueras este viernes en Badalona, donde ha sido el protagonista absoluto del primer mitin de su partido tras abandonar la prisión de Lledoners. El mismo día en que el CEO ha confirmado un empate técnico con JxCat para las elecciones del 14F, mientras el PSC les pisa los talones, el presidente de ERC ha atacado a sus dos principales rivales, aunque con armas muy diferentes.

A los socialistas, señalándolos veladamente como responsables de su encarcelamiento, una acusación que ha hecho mucho más directa Pere Aragonés minutos antes. A JxCat, exhibiendo los galones de ERC como el partido «más represaliado». Una bandera, la de la supuesta represión, que hasta ahora ha utilizado Carles Puigdemont con fruición desde Waterloo, hasta el punto de ser comparado por Pablo Iglesias con el exilio republicano.

Junqueras ha asegurado que ERC es el partido «de la gente» y ha añadido que «los que están en contra de la gente, de la libertad y la justicia, lo saben, por eso nos encarcelan, nos persiguen, nos reprimen; por eso somos el partido más represaliado, más reprimido y con más encarcelados de Cataluña».

Visita de la CUP

Lo ha hecho en un mitin que ha concentrado la atención de los medios y también de otros partidos. Así, la candidata de la CUP, Dolors Sabater, ha acudido al inicio del acto para «mostrar su solidaridad con los presos en nombre de la CUP».

En una larga intervención en la que ha hecho gala de nuevo de su condición de historiador, Junqueras ha insistido en que ERC «es el partido más reprimido» porque «lo fue en los años 30, después de los años 30 y ahora». Una circunstancia que no es casual, ha añadido, pese a lo cual «no perdemos el tiempo peleándonos con nadie, trabajamos para la gente».

Aragonés, contra el PSC

Si el presidente de ERC ha vuelto con reminiscencias de su «junquerismo es amor» su sucesor y candidato a la Generalitat, Pere Aragonés, no ha ahorrado ataques a los socialistas. Un discurso con el que el presidente en funciones de la Generalitat ha dejado claro que sigue en la estrategia de confrontación con el PSC para ningunear a JxCat.

Cataluña, ha asegurado, se afronta a dos modelos posibles. El proyecto del PSC, liderado por un Salvador Illa que, según Aragonés, es «el candidato de PSC, Vox, Cs, del 155, del Ibex, del Rey, de la Fiscalía, y ahora del TSJC». Es decir, de todas las bestias negras del independentismo. Frente al cual, ha asegurado, sólo puede vencer la candidatura de la gente «que es la de ERC».

Rovira reclama «más trabajo»

A Marta Rovira, que ha intervenido desde Ginebra, le ha tocado la reflexión sobre las «debilidades» del independentismo, descubiertas en octubre de 2017. «Tras ganar el 1-O» ha asegurado, «perdimos el liderazgo, la capacidad de iniciativa política. Descubrimos nuestras debilidades internas y las amenazas externas».

Unas debilidades sobre las que ERC ha reflexionado, ha asegurado Rovira, que ha reclamado más trabajo para superar los recelos que su proyecto despierta en ciudades metropolitanas como Badalona, o entre determinados sectores económicos.