«Amo a España, a los españoles y a las gentes de de España». Oriol Junqueras se ha reafirmado hoy como el «más independentista» del mundo, pero también ha insistido en su «amor» a España, en una entrevista en la que ha asegurado que no le guarda rencor a Carles Puigdemont pero ha puesto en cuestión la candidatura de Laura Borràs a la presidencia de la Generalitat, por las acusaciones de corrupción que pesan sobre ella.

«La mejor manera de seguir tan juntos como sea posible es seguir en la mayor libertad posible» ha añadido Junqueras en una entrevista en La Sexta en la que ha vuelto a hacer gala de su máxima «junquerismo es amor». El dirigente republicano ha defendido además que no pedirá el indulto y ha advertido al PSOE de que «la única solución» es la aprobación de una amnistía general para todos los implicados en el procés y un referéndum de autodeterminación avalado por el Gobierno.

Como Mandela y Jerry Adams

Junqueras, que se ha mostrado convencido de que la Fiscalía volverá a recurrir el tercer grado concedido por la Generalitat, se ha vuelto a comparar con Nelson Mandela y Jerry Adams para justificar su apuesta por el diálogo con el Gobierno, en contra de lo que sostiene JxCat. Aunque también ha dejado claro que esa prisión tiene motivos políticos y busca derrotar al independentismo en las urnas.

«No voy a pedir indulto» ha asegurado, porque «estoy convencido de que la solución es una amnistía que nos permita a todos hablar en condiciones de igualdad».

Sin embargo, ha añadido, «los aparatos del Estado saben que en condiciones de igualdad no nos ganan» por lo que «intentan usar todas las herramientas para impedir que ganemos en las urnas. Por eso tienen prisas por volvernos a encarcelar».

Dardo a Borràs

Respecto a las elecciones autonómicas, Junqueras ha lanzado un dardo a su principal rival electoral, al dar a entender que Laura Borràs no podría ser candidata en ERC con una acusación pendiente por un caso de corrupción. «Siempre que Esquerra se ha encontrado en una situación de este tipo ha pedido a su militante que renunciara a ser candidato», ha apuntado, «por eso tenemos 90 años de historia impoluta sin ningún caso de corrupción».

Junqueras abonaba así las dudas expresadas por la líder de la CUP, Dolors Sabater, quien hoy ha puesto en cuestión la idoneidad de Borràs como candidata a la Generalitat por el caso abierto en el Tribunal Supremo por la presunta malversación en la adjudicación de contratos públicos cuando presidía el Instituto de las Letras Catalanas.

Sin embargo ha asegurado no guardar ningún rencor a Carles Puigdemont, quien en su libro le trata reiteradamente de desleal. «Que los ciudadanos me juzguen a partir de lo que yo digo», ha pedido, al tiempo que se compromete a trabajar para que «todos puedan regresar en libertad, también Puigdemont, y expreso mi compromiso de que yo mismo iré a recogerles si hace falta».