España | País Vasco

Prisiones acerca a Euskadi a 'Makario', histórico miembro de ETA expulsado por la banda

Además ha autorizado el traslado de otros cuatro miembros de la organización, dos de ellos a la prisión alavesa. Con estos son ya 142 los presos de la banda acercados a cárceles próximas al País Vasco desde el verano de 2018.

Protesta contra la dispersión de presos de ETA.

Protesta contra la dispersión de presos de ETA. Europa Press

Instituciones Penitenciarias ha autorizado hoy, como viene haciendo las últimas semanas, nuevos acercamientos de presos de ETA a cárceles vascas o próximas a Euskadi. Entre los cinco reclusos cuyo traslado ha sido hoy autorizado figura Ignacio Aracama Mendia, alias ‘Makario’, natural de Vitoria, quien pasará de cumplir la condena en la cárcel de Sevilla-II a ser ingresado en la prisión de Zaballa, en Alava.

Aracama Mendia fue expulsado de ETA en 2005 junto a otros miembros de la banda, entre ellos quien fuera jefe de la organización, Francisco Múgica Garmendia, alias ‘Pakito’, por rechazar el uso de la violencia. Se encuentra en prisión desde el 12 de agosto de 1997. Cumple condena por siete asesinatos, además de por depósito de armas, atentados y pertenencia a banda armada.

Se trata de uno de los presos de ETA de mayor edad, con 69 años. Cumplió en 2013 las tres cuartas partes de la condena y según informa Interior ha hecho constar su rechazo a la utilización de medios violentos, reconoce el daño causado y ha expresado su deseo de «atenuar ese dolor». ‘Makario’ suma más de 200 años de condenas por asesinato. En 1979 fue el autor del asesinato del inspector de policía, Antonio Recio Claver. Fue cooperador del asesinato del que fuera jefe de los Miñones de Alava, Jesús Ignacio Velasco Zuazola. En 1980 participó en el asesinato del comisario de policía, Eugenio Lázaro. En 2003 fue condenado a 20 años por cada uno de los asesinatos de los guardias civiles Ángel Pardo, José Luis Vázquez y Avelino Palma, en Salvatierra. Por último, cumple condena como responsable del atentado en el que fue asesinado el director general del Banco Central, Ricardo Tejero Magro. Además, participó en el secuestro de Diego Prado y Colón de Carvajal.

Con estos cinco nuevos traslados son ya 142 los presos de la organización terrorista que han sido acercados a prisiones más próximas al País Vasco desde que el Gobierno comenzó a aplicar esta medida durante el verano de 2018.

Tres traslados a Zaballa

Entre los reclusos incluidos hoy figura Beinat Aguinagalde, quien pasará de cumplir condena en la prisión de Jaén a hacerlo en la de Dueñas (Palencia). Se encuentra encarcelado desde abril de 2014 y cumple una condena máxima de 40 años por delitos de asesinato, terrorismo, detención ilegal, robo, estragos y tenencia de armas. Fue condenado a 32 años de prisión por el asesinato del concejal del PSE, Isaías Carrasco y a otros 44 por participar en el asesinato del empresario vasco, Inaxio Uria. No será hasta el año 2044 cuando cumpla las tres cuartas partes de su condena. Además se aprueba que pase a segundo grado.

El tercero de los traslados es el del preso José Ignacio Armendáriz Izagirre, que pasará de la cárcel de Burgos a la prisión de Zaballa, en Álava. Se encuentra en prisión desde el 30 de marzo de 1998 por delitos de atentados, asociación ilícita y terrorismo. Ya ha cumplido las tres cuartas partes de sus 25 años de condena efectiva. Instituciones penitenciarias asegura que ha reconocido el daño causado y ha mostrado su rechazo a la violencia.

En la lista de traslados de este viernes figura además José María Novoa, quien pasará de la cárcel de Murcia a la de León. Lleva en prisión desde diciembre de 1999 por delitos de atentado, asociación ilícita y tenencia de armas y explosivos. Está condenado a 29 años por el asesinato del militar jubilado, Alfonso Parada Ulloa en 1998. Este año cumplirá las tres cuartas partes de su condena. Pasará a segundo grado.

La única ‘felicitación’ a la AVT

El último de los acercamientos aprobados es el de Roberto Lebrero, desde la cárcel de Burgos a la de Zaballa, en Álava. Ingresó en prisión en 2001 por delitos de atentado, estragos, tenencia de explosivos y colaboración con banda armada. Fue condenado a 71 años por la colocación de tres bombas en la discoteca Universal de Lakuntza (Navarra). Ya ha cumplido las tres cuartas partes de su condena. Ha rechazado la violencia y reconocido el daño causado. Pasará a segundo grado.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo ha denunciado que con estos nuevos traslados se esté suprimiendo «de facto» la política de dispersión de presos de ETA «sin que se nos haya dado una explicación». Han lamentado que en la semana en la que la AVT cumple 40 años este sea el único «mensaje de felicitación recibido por parte del Ministerio de Interior». Ha subrayado que entre los acercamiento autorizados hoy figura el del autor del asesinato de Jesús Velasco, esposo de una de las fundadoras de la AVT.

Te puede interesar

Comentar ()