España | Navarra

PSN y Podemos piden a Sánchez trasladar a los presos de ETA a la cárcel de Pamplona

Ambos partidos, junto a Bildu, Geroa Bai e I-E, aprueban una moción que insta al Ejecutivo a elaborar un plan para que los reclusos de la banda de arraigo navarro y los comunes que cumplen condena fuera de Navarra puedan hacerlo en la prisión navarra.

María Chivite, en el Parlamento de Navarra.

El Partido Socialista de Navarra y Podemos han reclamado hoy al Gobierno de Pedro Sánchez que elabore un plan para facilitar el traslado a la cárcel de Pamplona de los presos de ETA y los reclusos comunes dispersos en centros penitenciarios alejados de la Comunidad Foral. En una moción aprobada hoy, junto a los votos a favor de EH Bildu, Geroa Bai e Izquierda Ezkerra, con el único voto en contra de la coalición Navarra Suma, se apela a los principios de reinserción y resocialización recogidos en la ley penitenciaria para instar al Ejecutivo a que facilite a los reclusos que lo deseen cumplir su condena en la cárcel pamplonesa.

Los firmantes de la moción recuerdan que el complejo carcelario navarro se encuentra actualmente con una baja ocupación, de apenas un tercio de su capacidad para mil presos. Aseguran que actualmente alrededor de doscientos reclusos con residencia habitual en navarra o arraigo familia o personal con la Comunidad están encarcelados en prisiones alejadas de Navarra. Subrayan que la Ley General Penitenciaria «establece que se procurará el desarraigo social de los penados, así como impulsar su rehabilitación y reinserción social».

El debate se ha desarrollado con algunos momentos de tensión entre el PSN y Navarra Suma. La diputada socialista Inma Jurio ha recordado que su partido defendió la política de alejamiento de los presos de ETA como una medida de excepción «cuando había una organización terrorista» pero mantenerla no tiene sentido una vez disuelta, «ETA no es un problema ya para la ciudadanía».

Ha arremetido con dureza contra la coalición NA+ a la que ha asegurado que siguen «escupiendo odio» al utilizar a las víctimas y a los presos de ETA para hacer política, «los utilizan un día sí y otro también, es algo indigno y una falta de ética pública», ha asegurado a la representante del PSN. En su dura intervención ha acusado a NA+ de «creerse unos salvapatrias y utilizar el dolor de las víctimas» en su crítica política, «el PSOE nunca ha sido tan indigno».

Intervención «infame»

Jurio ha recordado que lo que se está reclamando con esta moción es «cumplir la ley» y que apoyar el acercamiento de los presos de ETA «no significa impunidad ni cesiones a Bildu»: «El PSN no debe nada a ETA ni a la izquierda abertzale, es mero cumplimiento de la legalidad».

En su réplica el representante de NA+, Javier Esparza, ha calificado de «intervención infame» la realizada por la portavoz socialista. Ha apuntado que la acusación de estar «escupiendo odio» quizá responda a «que se están avergonzando de lo que están haciendo, de sus pactos con Bildu». Ha criticado a todos los partidos «que se dicen de la progresía» por acordar en el primer pleno del año una moción presos de ETA en lugar de la crisis sanitaria, «¿cómo no se les cae cara de vergüenza? Quizá porque no la tienen».

Esparza ha asegurado que su formación nunca ha estado en contra del acercamiento de los presos «siempre que se haga desde la legalidad» y no como resultado de una negociación política, «del pago a un apoyo recibido». Ha apuntado que para autoriza el acercamiento los presos deberían desligarse de ETA, colaborar con la Justicia y reconocer el daño causado: «¿Quién se cree que ninguno sabe nada de los 350 crímenes sin resolver? No colaboran con la Justicia». Esparza ha acusado a la presidenta de Navarra, María Chivite de tener como socios a una coalición «que pide a los presos de ETA que se afilien a su partido»: «Señora Chivite, sus socios cuentan entre sus filas con presos de ETA. Ningún sillón justifica tanta indignidad».

Bildu: «Es convivencia democrática»

La representante de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha subrayado que lo se reclama es el cumplimiento de la legalidad penitenciaria. Ha reconocido que el Gobierno español ha dado pasos en esta materia pero que son insuficientes. Ruiz ha apuntado que la política de dispersión nunca tuvo sentido y que ahora lo tiene aún menos. Ha recordado el coste «económico, emocional y las dos víctimas en accidentes» que ha provocado y se ha felicitado por el acuerdo alcanzado hoy: «Éste es un tema de convivencia democrática».

Por su parte el grupo proponente, Geroa Bai, la coalición en la que está integrado el PNV, ha defendido que apoyar que se cumpla la ley penitenciaria en ningún caso supone ir contra la memoria de las víctimas. El portavoz de Geroa Bai, Jabi Arakama, ha defendido la «verdad, justicia y reparación» para todas ellas, «que son plurales», así como su derecho a que se esclarezcan los crímenes sin resolver.

Por último, la representante de izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha destacado el amplio consenso que tiene la defensa del fin de la dispersión en la sociedad vasca y Navarra e incluso en el Congreso de los Diputados. Ha valorado positivamente que la moción hoy aprobada sólo pretende poner fin a una política de excepción» aplicada a los presos desde 1989.

Te puede interesar

Comentar ()