España

El Gobierno compra mascarillas 22 veces por debajo del precio máximo que fijó

El Ministerio de Justicia está a punto de cerrar un contrato para el suministro de mascarillas quirúrgicas a 0,0277 euros la unidad, mientras el Ejecutivo mantiene en 0,62 euros el importe máximo de venta y se niega a rebajar el precio de las FFP2

Pedro Sánchez y sus ministros, en la última reunión semanal en Moncloa.

Pedro Sánchez y sus ministros, en la última reunión semanal en el Palacio de la Moncloa. EP

El Ministerio de Justicia está a punto de adjudicar un contrato de compra para el suministro de más de 2,1 millones de mascarillas quirúrgicas a un precio unitario inferior 22 veces al importe máximo de venta que el Gobierno estableció el pasado mes de noviembre, cuando lo rebajó de 96 a 62 céntimos de euro ante la presión de las organizaciones de consumidores y los grupos de la oposición.

Con tramitación urgente, la Junta de Contratación del Ministerio de Justicia convocó el pasado 18 de diciembre un concurso público para poder garantizar durante los próximos meses las necesidades de mascarillas del personal destinado en los Servicios Centrales, las gerencias territoriales, la Abogacía del Estado-Dirección General del Servicio Jurídico del Estado, el Instituto Nacional de Toxicología y el Instituto de Medicina Legal. La licitación se ha estructurado en dos lotes que suman 2.138.120 unidades del modelo quirúrgico.

Tras la apertura de las ofertas económicas, el grupo de trabajo de Justicia ha propuesto que se adjudiquen los encargos a dos empresas que se comprometen a servir la mercancía a un precio unitario por debajo de 0,028 euros. Atendiendo al presupuesto base de licitación, el departamento que dirige Juan Carlos Campo estaba dispuesto a pagar hasta 0,25 euros por mascarilla.

En el caso del lote 1 (637.620 unidades), la empresa propuesta es Solfix Engineering SLU, una de las 66 que pujaban. La oferta económica de esta compañía -con domicilio social en un polígono industrial de Meco (Madrid) pero vinculada a la localidad de Cabanillas del Campo (Guadalajara)- ha sido de 0,02799 euros.

La de Solfix es una de las 17 propuestas identificadas como anormalmente bajas, lo que llevó al órgano de contratación a pedir a sus representantes que justificaran la oferta antes de decidir si la admitía o la excluía antes de proceder a su valoración. En respuesta a este requerimiento, la empresa detalló que adquiría las mascarillas a su proveedor a 0,018 euros, a lo que aplicaba un margen de 0,00999 euros (de la que se detrae el gasto de transporte). «Se considera justificada y se propone su admisión a la licitación», resolvió la Subdirección de Contratación, Gestión Económica y Oficialía Mayor.

Las 16 ofertas económicas más bajas que aspiraban por el lote 1.

En cuanto al lote 2 (1.500.500 mascarillas), la unidad tramitadora se ha decantado por la oferta formalizada por Nacil Médica 4 Group SL, que ha pujado con un precio unitario de 0,0277 euros. La compañía vizcaína se impuso precisamente a Solfix, que aspiraba a hacerse con el contrato a razón de 0,02799 euros la unidad.

En este caso, Justicia también se dirigió a las empresas que, aplicando los criterios establecidos en el pliego de condiciones, habían presentado propuestas anormalmente bajas. Médica 4 Group, que era una de ellas, alegó que se había producido «una reducción de los costes de producción» que le permitía ser agresivos comercialmente. «Con el objeto de demostrar que los precios ofertados son acordes con los precios de mercado presentan tres facturas recientes en las que el precio de venta unitario es similar al ofertado (0,0288 euros). A la vista de la documentación aportada, se considera que el precio ofertado es acorde con los precios de mercado y se propone su admisión a la licitación», se lee en el informe.

Las diez empresas admitidas en el lote 2, ordenadas de forma descendente según el precio ofertado.

A un precio también bajo ha logrado aprovisionarse la Corporación Radio y Televisión Española (CRTVE), que a finales de 2020 lanzó un procedimiento para la contratación del suministro de 750.000 mascarillas quirúrgicas desechables de tres capas por un importe de 187.500 euros (sin impuestos). Ello arrojaba un precio unitario de 0,25 euros.

La Dirección de Compras formalizó el pasado 4 de enero el contrato con Torroval y López Servicios Profesionales SL, una de las 68 firmas que presentaron oferta. La empresa malagueña se ha hecho con el encargo tras ofrecerse a servir el pedido a un precio casi siete veces inferior al presupuesto máximo de licitación: 27.500 euros, por lo que cada mascarilla ha salido a 0,036 euros.

Justicia ultima un contrato para el suministro de mascarillas quirúrgicas a 0,0277 euros, mientras el Gobierno mantiene el precio máximo de venta en 0,72 euros

Antes de firmar el contrato, RTVE requirió a esta compañía que justificara la oferta, dado que suponía una rebaja del 85,4 % en relación al tipo al que se había convocado el concurso. La empresa respondió que dispone de existencias suficientes en su almacén logístico para garantizar las entregas «en un plazo de 24-48» horas, dándose por buenas dichas explicaciones.

A preguntas de este diario, uno de los administradores de Torroval y López Servicios Profesionales ha indicado que pueden ofrecer ese precio porque son «importadores directos al por mayor» y porque mueven grandes cantidades desde China, donde se fabrica el producto que distribuyen en España. «Vamos a volumen, no a margen», indicó Sandro Valdés. Éste asegura que también ha influido la «depreciación» del dólar, divisa con la que se negocian muchas de las operaciones en Asia.

La Administración también se beneficia de que no se repercuten impuestos. El real decreto-ley con medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 21 de abril incluía un tipo impositivo del cero por ciento «a las entregas interiores, importaciones y adquisiciones intracomunitarias de este tipo de bienes» cuyos destinatarios fueran entidades públicas, sin ánimo de lucro y centros hospitalarios. Esta medida fiscal tenía el 31 de julio como fecha de vigencia y con ella se buscaba que el suministro de material sanitario -en un momento en el que la demanda se había disparado por la expansión del virus a nivel mundial- pudiera llevarse a cabo «de forma rápida y efectiva».

Sin IVA hasta el 30 de abril

En virtud del decreto-ley de trabajo a distancia, aprobado el pasado 22 de septiembre, el Gobierno decidió extender el plazo de vigencia de esta medida hasta el 31 de octubre para garantizar la respuesta del sistema sanitario en la segunda fase de control de la pandemia. Y, posteriormente, se alargó hasta el 30 de abril de 2021.

A lo que no ha accedido todavía el Gobierno es a rebajar el precio de las mascarillas FFP2, que ofrecen mayor capacidad de filtración y son mucho más costosas que las de tipo quirúrgicas. Organizaciones de consumidores como Facua consideran que el Ejecutivo debe intervenir para que puedan adquirirse a un importe mucho menor del que se comercializa en la actualidad, máxime teniendo en cuenta que las autoridades sanitarias de otros países están recomendando su uso en espacios cerrados.

Comentar ()