España | País Vasco 'Panorama de Salud 2021'

Ellas, más sueño, fruta y visitas al médico. Ellos, más ejercicio y carne pero viven menos

La radiografía de salud de la sociedad vasca revela que la esperanza de vida ha aumentado casi una década para ambos sexos desde 1976 y que se elevará a los 88,8 años en mujeres y 83,7 años en los varones en el año 2030.

Concentración de pensionistas en Bilbao.

Concentración de pensionistas en Bilbao. EFE

Ellas duermen más, acuden más veces al médico y consumen con mayor frecuencia frutas y verduras. Ellos son más de carne, legumbre, bebidas alcohólicas y hacen un poco más actividad física. Pero las mujeres viven y vivirán mucho más. Lo harán gracias, en parte a una mejora de los hábitos, mucho más saludables, y a la reducción del consumo de tabaco o la reducción de consumo de bebidas alcohólicas. A unos y otros las mejoras del sistema sanitario y del coste público, privado y doméstico en salud registrado en los últimos años les permite ya estimar una esperanza de vida mucho mayor que la de sus padres a partir de los 65 años y más aún que la que tenían sus abuelos hace cuatro décadas.

La radiografía de la sociedad vasca plasmado en el estudio ‘Panorama de salud 2021’, publicado por el Servicio Vasco de Estadística, repasa los aspectos con mayor impacto en la salud de la población y la evolución de algunos de ellos en los últimos años. Así, en cuanto a esperanza de vida se refiere, el análisis permite concluir que la esperanza de vida de los hombres y mujeres que residen en Euskadi ha aumentado considerablemente desde 1976. Entonces un hombre vivía de media 69,7 años y una mujer 76,9. Hoy, con datos de 2019, la esperanza de vida se ha incrementado en alrededor de una década más. Los varones tienen una esperanza de vida de 80,8 años y las mujeres de 86,6. Y los correspondientes a su generación posterior aún vivirán, según los datos arrojados en el estudio. En 2030 la esperanza vital alcanzará los 83,7 años en los hombres y los 88,8 en las mujeres.

En gran medida, esta mejora responde a los cambios en muchos hábitos de vida y alimentación. Problemas como la obesidad han registrado en los últimos cinco años una reducción de hasta cinco puntos. En términos generales, es una realidad con poco impacto en la sociedad vasca, con un 14% de casos entre los hombres y apenas un 11% entre las mujeres. Los porcentajes se incrementan entre la población de más de 65 años, hasta alcanzar el 17% en las mujeres y el 21% en los hombres. Pese a no ser la obesidad un problema generalizado, el sobrepeso sí comienza a ser más habitual. En el conjunto de la población vasca hoy está presente en el 54% de los hombres y el 39% de las mujeres.  

Legumbre y pan

La alimentación en Euskadi también presenta diferencias entre ambos sexos. El consumo diario de frutas y verduras es mayoritario entre las mujeres, un 77% asegura consumir todos los días fruta y un 38% verduras. Entre los hombres la fruta sólo es un consumo diario en el 68% de los casos y la verdura en apenas un 27%. Las legumbres –tres veces por semana- también están más presentes en la dieta de los hombres, 33% afirma consumirlas tres días por semana frente al 31% de las mujeres, no así el pescado, que el 38% de las mujeres vascas lo consume tres veces frente al 36% de los hombres. En la carne las diferencias son mayores, un 59% frente al 50% de consumo de las mujeres. En el pan, ambos sexos consumen prácticamente lo mismo, ocho de cada diez vascos lo hace todos los días.  

La actividad física continúa siendo más habitual entre los hombres, pero con cada vez menos diferencias. El 80% de los hombres afirma hacer algún tipo de ejercicio todos los días, frente al 74% de las mujeres. Los varones son más activos en todas las franjas de edad.

Hoy los vascos duermen más que en 2013. En concreto, la media de sueño ha crecido en 18 minutos. En días laborables se estima en 9 horas y 11 minutos el sueño medio en el País Vasco, una cantidad que incrementa en 23 minutos los sábados y 13 minutos los domingos. Los hombres duermen de media 8:59 horas y las mujeres 9:11 horas.

5,7 consultas médicas al año

El informe también evalúa la calidad de la salud de los vascos y el uso que hacen de los recursos sanitarios. Así, ellos acuden menos al médico. En Euskadi lo hacen 4,5 veces al año, frente a las 5,7 consultas anuales que realizan las mujeres. Los problemas más comunes para acudir a consulta a partir de los 65 años están relacionados con el aparato circulatorio, con el locomotor entre los 35 y 64 años, con afecciones a la piel entre la población entre 15 y 34 años y con el aparato respiratorio entre los niños de hasta 14 años.

El gasto en salud se ha visto aumentado en los últimos años. La sociedad se cuida más, vive más y requiere de mayores atenciones y prestaciones sanitarias. La sanidad pública y los seguros obligatorios suponen un desembolso de 4.849 millones de euros actualmente, a los que se debe sumar otros 2.193 millones de euros que los vascos gastan en pagos sanitarios privados o en gastos de carácter sanitario que realizan en sus hogares.

La red asistencial es, hoy por hoy, una de las mejor dotadas de todo el país. Los 2,1 millones de habitantes de Euskadi han visto no sólo cómo aumentaban los recursos públicos invertidos en comparación a los pagados hace décadas, sino también cómo la oferta privada ha aumentado. Actualmente en el País Vasco conviven 16 hospitales públicos y 23 de carácter privado. Entre ambas redes ofertan servicios prestados por 16.826 profesionales de la Enfermería, 12.045 médicos y casi 3.200 farmacéuticos.

Te puede interesar

Comentar ()