La Xunta de Galicia reabrirá parcialmente la hostelería y la movilidad entre municipios en la mayor parte de los ayuntamientos gallegos, esto es, en aquellos que no se encuentran por encima del nivel crítico, donde también podrán reunirse no convivientes.

Así lo ha anunciado este lunes el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa posterior a la reunión del comité clínico que ha evaluado la situación epidemiológica de la comunidad y ha propuesto las medidas a tomar.

En concreto, mantendrán las medidas como las actuales -cierre total de hostelería y cierre perimetral municipal, además de reuniones solo de convivientes– aquellos municipios que superen los 500 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. Son 17 municipios, que representan el 2,6% de la población.

El restante 83% de la población gallega vive, sin embargo, en municipios que se encuentran en mejor situación y, en función de la cifra de casos y la ocupación de UCI, podrán moverse entre ayuntamientos en la misma situación epidemiológica, reabrir la hostelería y mantener reuniones entre no convivientes.

Un total de 107 municipios con incidencia entre 500 y 250 casos, entre ellos las áreas de A Coruña, Ferrol y Pontevedra –por su situación hospitalaria–, las reuniones serán de un máximo de 6 personas y la hostelería solo abrirá en terraza. En los que estén por debajo de los 250 casos por 100.000 habitantes, como las áreas de Santiago, Lugo o Vigo, podrá reabrir la hostelería hasta las 18,00 horas un 30% en interior y un 30% en terraza y las reuniones serán de hasta seis personas.