La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha criticado que mientras unos están haciendo «todo lo posible» por acabar con la pandemia, otros quieran «revivir lo sucedido el pasado 8 de marzo, que dejó de ser el Día de la Mujer, para presenciar lo que se convirtió en el Día de la Mujer Contagiada».

«Apenas ahora se están manifestando los ciudadanos por sus pérdidas de comercios, de empleos, por la situación vivida, precisamente por responsabilidad. Creo que toca que todos hagamos lo mismo», ha señalado en una intervención desde el estadio Wanda Metropolitano, donde este viernes se ha comenzado a vacunar.

Asimismo, la dirigente regional se ha mostrado sorprendida por que quienes le piden que cierre comercios y restaurantes, luego «llamen a la gente a manifestarse de manera masiva en las calles».

«No pienso ir a ninguna manifestación donde sea obligatoria la presencia porque eso no es una manifestación», ha declarado

Por otro lado, ha señalado, igual que ha dicho «siempre» que respeta a quien quiere manifestarse pero que con ella «no cuenten». «No pienso ir a ninguna manifestación donde sea obligatoria la presencia porque eso no es una manifestación», ha declarado.

Según ha trasladado, prefiere representar a las mujeres «en el día a día, desde el trabajo, el tesón y el esfuerzo» porque, a su parecer, es con «el ejemplo» como mejor se puede representar tanto a mujeres y hombres.

«El 8 de marzo ha pasado de celebrarse un día, de ser un día concreto, a celebrarse una semana antes, y ahora ya dos semanas antes. Va a llegar un momento en el que solo se va a hablar del 8 de marzo con lo que estamos viviendo», ha indicado.

Para Ayuso, «las cosas precisamente no están funcionando a las mil maravillas como para estar dedicándole tanto tiempo a este hecho y no por ejemplo a la vacunación, a la pandemia, al empleo y a la economía».