Cataluña | Economía | España

El empresariado catalán se planta: "Ejerzan su autoridad sin complejos"

«Basta ya de cerrar actividades económicas de forma total o parcial, a veces de forma arbitraria, sin indicadores claros y sin sensibilidad económica» ha exigido Antoni Cañete.

Las patronales Foment y Pimec reúnen a 300 entidades contra la violencia

Foment y Pimec reúnen a más de 300 entidades para reclamar un Govern centrado en la recuperación económica

«Estamos estamos aquí presentes más de 300 instituciones para decir ya basta, nos tenemos que centrar en la recuperación». Antoni Cañete, nuevo presidente de Pimec, ha abierto el acto del mundo económico para reclamar el fin de las manifestaciones violentas, la formación de un nuevo Govern centrado en la recuperación económica y ayudas sostenidas del Gobierno para los sectores afectados por la pandemia.

«Exigimos al Govern de la Generalitat y al Ayuntamiento de Barcelona que ejerzan su autoridad y sus responsabilidades sin complejos» afirma el manifiesto, que señala que «para mantener la cohesión social y los puestos de trabajo es imprescindible acabar con la violencia, la mejor aliada para destruir la ocupación».

La ocupación no la crea el BOE ni el DOGC, la creamos los empresarios»

Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment, ha destacado que «representamos al 90% del PIB catalán, entorno a 400.000 empresas que dan trabajo a más de 2,3 millones de familias». Cifras que ha usado para afirmar que «somos uno de los pilares fundamentales del estado de bienestar» y advertir que «la ocupación no la crea ni el BOE ni el DOGC, la ocupación la creamos los empresarios y una parte muy importante estamos aquí representados».

«Los radicales antisistema no podrán nunca con la fuerza de una ciudad y un país que quiere ganar el futuro con trabajo, paz y cohesión social» ha sentenciado el presidente de la patronal.

Nuevo Govern centrado en la recuperación

La violencia vivida los últimos días en las calles de Barcelona y otras ciudades catalanas ha sido el desencadenante de un acto que «nos hubiera gustado no tener que convocar» ha reconocido Sánchez Llibre. Pero el mensaje principal va más, allá, para reclamar un nuevo ejecutivo autonómico eficaz y «centrado en la recuperación», el leit motiv que los representantes de entidades económicas, deportivas o culturales han repetido durante la lectura del manifiesto.

Así, Sánchez Llibre ha tendido la mano al futuro Govern, al que ha reclamado que «gobiernen con la prioridad de levantar la economía», pero también que «recuperen la lealtad institucional, imprescindible para recuperar la confianza en el conjunto de la sociedad. Den ejemplo de diálogo y pacto, no de la excesiva confrontación que hemos vivido últimos tiempos» ha concluido.

Basta ya de cierres y restricciones

«Basta ya de cerrar actividades económicas de forma total o parcial, a veces de forma arbitraria, sin indicadores claros y sin sensibilidad económica» ha exigido por su parte Cañete. El presidente de Pimec ha reclamado también la rápida formación de gobierno en Cataluña. «Llevamos demasiado tiempo en interinidad, necesitamos un Govern fuerte que se ponga a trabajar en unos presupuestos con sensibilidad económica y empresarial».

Las patronales catalanas no han olvidado al Gobierno, al que reclaman que «siguiendo el ejemplo» del resto de los países de la Unión Europea, «conceda de forma inmediata ayudas directas a las empresas, autónomos y sectores más afectados para salvaguardar la actividad económica y los puesto de trabajo. .

La Cambra se resiste

El acto liderado por las dos grandes patronales catalanas, Foment del Treball y Pimec, ha tenido como promotores en la sombra a Javier Godó, Lluís Sans y Enrique Lacalle, ha explicado Sánchez Llibre. No ha contado, sin embargo, con la adhesión institucional de la Cambra de Barcelona, aunque sí se ha sumado al acto su nueva presidenta, Mónica Roca, tras la invitación expresa y «72 horas de intensos contactos» con Sánchez Llibre.

Sin embargo, la ejecutiva de la entidad presidida hasta hace un mes por Joan Canadell y tutelada desde la ANC ha rechazado unirse al manifiesto empresarial «por sus connotaciones políticas». Las connotaciones políticas a las que se refiere la Cambra son la exigencia al Govern de «medidas inmediatas» tal como ha señalado Cañete, para acabar con los episodios de violencia y vandalismo en el centro de Barcelona.

Derrota de la ANC en Pimec

Unos hechos que más allá del coste económico directo para los negocios afectados, cercano a los dos millones de euros, supone «pérdidas intangibles» por el «deterioro de la imagen de la ciudad de Barcelona» añade el responsable de Estudios de Fomento, Valentí Pich.

El plante de la patronal catalana llega solo tres semanas después de que la Asamblea fracasara en su intento de asaltar la presidencia de la patronal de la pequeña y mediana empresa, Pimec. La victoria de Cañete en las elecciones de la entidad empresarial han supuesto un punto de inflexión tras las victorias independentistas en la Cambra y el rectorado de la Universidad de Barcelona.

Te puede interesar

Comentar ()