Los aproximadamente 800 concentrados este sábado por la tarde en Barcelona han empezado a caminar sobre las 19.15 desde la plaza Tetuan, a poca distancia de los furgones de los Mossos d’Esquadra que rodean la plaza.

Marchan al grito de ‘Libertad Pablo Hasél’ mientras algunos de ellos tiran objetos e insultan a los policías antidisturbios.

A las 18 había empezado la concentración pacíficamente en la plaza con 200 personas, y sobre la 19.15 unos 300 han partido hacia la calle Roger de Flor, donde han topado con dos furgones de los Mossos.

Los antidisturbios se han dirigido a los manifestantes para advertirles de que no tiren objetos hacia la línea policial. Cerca de lugar de la movilización está la Conselleria de Interior de la Generalitat, cuya fachada está protegida por los Mossos.

Los primeros encapuchados se han visto sobre las 19.45. Pasadas las 20.00, tanto los primeros violentos como el grueso están en la ronda de Sant Pere, desde donde los encapuchados que encabezan la marcha tiran las botellas a los Mossos situados a ambos lados de la calle, mientras los comercios empiezan a bajar sus persianas.