Cataluña hubiera sufrido 7.000 defunciones más por el coronavirus de haberse aplicado en esta comunidad la estrategia de bares y restaurantes abiertos que ha seguido Madrid. Así lo ha asegurado este jueves el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon. En pleno repunte de los contagios, con el temor de nuevas restricciones tras la Semana Santa por la llegada de la cuarta ola de contagios, Argimon ha defendido así la estrategia seguida en Cataluña.

Argimon, propuesto por JxCat como sustituto de Alba Vergés al frente de la consejería de Salud, ha defendido en declaraciones a Catalunya Ràdio que seguir la estrategia de restricciones más laxas supondría «un exceso de mortalidad de más de 7.000 personas». Argimon ha argumentado además que en Cataluña «hay una serie de capas intermedias, o bien instituciones, sociedad civil o propios opinadores que no creo que lo hubieran permitido. Creo que la misma sociedad catalana no lo hubiera permitido».

El precio de la vida en Madrid es más bajo que en Cataluña» afirma Jaume Padrós

Las restricciones menos severas, ha concluido el número dos de Salut «tienen un precio en muertes». Tanto Argimon como el presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, Jaume Padrós con este argumento las restricciones impuestas en Cataluña, donde la restauración no puede servir cenas desde diciembre.

«El precio de la vida en Madrid es más bajo que en Cataluña, social y políticamente» ha añadido Padrós. «Si la gestión que se ha hecho en Madrid la trasladáramos a Cataluña, teniendo en cuenta la población, podríamos tener más de 6.000 o 7.000 muertos encima de la mesa. Esto la sociedad catalana no habría sido capaz de asumirlo», ha argumentado, apuntando a la «batalla política» entre Gobierno y Comunidad de Madrid para explicar las diferencias.

Más vacunas

Argimon ha defendido, por otro lado, la estrategia de vacunación catalana. Pese a ser la comunidad con menos mayores de 80 años vacunados, el número dos de Salud ha explicado que este miércoles se ha vuelto a batir el récord de inoculaciones, con más e 70.000 vacunados en un día. Una cifra que responde a la mayor disponibilidad de dosis.

En este contexto, se ha felicitado por la llegada de 160.000 vacunas de AstraZeneca, dentro del paquete de un millón de dosis recibido por España. «De estas tendremos que reservar una parte para segundas dosis y pondremos casi 100.000 en primeras dosis» ha explicado Argimon.

Suben los contagios

Mientras, Cataluña sigue viendo como suben los contagios, de forma lenta pero sostenida ha explicado Argimon. La comunidad ha alcanzado este jueves los 600.250 diagnosticados de Covid-19 desde el inicio de la pandemia, lo que equivale al 7,8 %. En las últimas 24 horas se han registrado 1.747 contagios.

Baja el número de hospitalizados, 44 menos, pero suben los ingresados en la UCI, tres más que el día anterior. La velocidad de propagación de la enfermedad (Rt) sigue aumentando y hoy se ha situado en 1,20, una centésimas más que ayer, es decir, que cada 100 infectados contagian de media a 120 personas.

La incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes a 14 días también empeora y se ha situado en 229, cuatro casos más que ayer, mientras que el riesgo de rebrote (EPG), índice que mide el crecimiento potencial de la pandemia, es de 275 puntos, ocho más que el día anterior.