El Consejo por la República (CxR) ha lanzado este lunes su DNI digital. Una Identidad Digital Republicana que los propios responsables del Consell reconocen que no tendrá ninguna utilidad para relacionarse con la administración, porque «la Generalitat sigue siendo autonómica» pero servirá «para ejercer derechos como ciudadano de la República» entre los que enumeran votar y participar.

La entidad independentista dirigida por Carles Puigdemont y Toni Comin y creada en Waterloo lanza el «DNI republicano» en plena negociación sobre el futuro gobierno catalán. Una negociación en la que el CxR es uno de los escollos oficiales por el papel que JxCat quiere otorgar a la entidad, y por ende a Puigdemont, en la definición de la estrategia independentista «en todas las instituciones». Esto es, tanto en el Parlament como en las Cortes y el Parlamento Europeo.

Esquerra ha cuestionado el papel del Consejo, recordando que no están representados en él, como tampoco la CUP, aunque sí una de sus confluencias. De hecho, el CxR permaneció aletargado tras organizar el mitin de Puigdemont en Perpiñán. No fue hasta este otoño, con el horizonte electoral en Cataluña, cuando se reactivó la entidad.

12 euros por carné

Con unos 90.000 asociados, el Consell nunca ha alcanzado los objetivos fijados inicialmente por Puigdemont, que aspiraba a tener un millón de inscritos que sufragaran su estructura en Waterloo con una aportación anual de 10 euros. Ahora, el nuevo proyecto ofrece una identidad digital por 6 euros, que puede complementarse con un carné físico por 12 euros.

Los propios responsables del CxR presentan el carné como una manera de «preparar estructuras» para la futura república catalana, «crear comunidad» y «hacer trámites que el Estado no controlará, o desconocerá», además de «crear espacios de soberanía» y poder disfrutar de un «documento en clave de Países Catalanes».