España

La Guardia Civil usa furgones con hasta un millón de kilómetros para el traslado de presos y detenidos

Un tercio de los 312 vehículos celulares que utiliza actualmente el Cuerpo acumula más de 400.000 kilómetros y medio centenar tiene al menos 20 años / La Policía cuenta con una flota menos envejecida y desgastada para las conducciones

Un furgón de la Guardia Civil, trasladando a un detenido a los juzgados de Sevilla.

Un furgón de la Guardia Civil, trasladando a un detenido a los juzgados de Sevilla. EP

La flota de la Guardia Civil para las conducciones y traslados de presos y detenidos incluye furgones que acumulan hasta casi un millón de kilómetros y con una antigüedad de hasta 23 años, sin que el Ministerio del Interior haya acometido aún la renovación que asociaciones profesionales vienen reivindicando al menos desde hace tres años para evitar que se ponga en riesgo la integridad de los ocupantes.

De los 312 vehículos celulares (217 de hasta nueve plazas y 95 con una capacidad superior) que el Instituto Armado tenía a finales del pasado año, exactamente 52 (el 16,66 %) tenía más de 500.000 kilómetros. La cifra se eleva hasta los 94 (el 30 %) si se incluyen también los que presentaban un kilometraje superior a 400.000.

Así se detalla en la respuesta que el Gobierno ha ofrecido al senador del PP Fernando Martínez-Maíllo, que trataba de conocer tanto el número de vehículos con que cuenta la Guardia Civil para los traslados como los que reúnen las condiciones técnicas y de seguridad mínimas especificadas en la orden dictada por el Ministerio del Interior el 30 de noviembre de 2015. La contestación no ha atendido la segunda parte de la pregunta.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

El vehículo con más kilómetros presta servicio en Madrid. Se trata de un furgón matriculado en 2003 y que el pasado 31 de diciembre había recorrido ya 942.130 kilómetros. De los 73 celulares adscritos a esta provincia, 22 tienen más de medio millón de kilómetros, entre ellos seis con más de 700.000 y 18 con más de 600.000. Sólo la capital cuenta con 54 juzgados de instrucción, seis en la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, órganos a lo que se suman siete centros penitenciarios repartidos por la comunidad.

Hay otras 16 provincias en las que la Guardia Civil dispone de furgones con más de 500.000 kilómetros. Son los casos de A Coruña (uno), Alicante (tres), Barcelona (dos), Cádiz (cinco), Cantabria (uno), Granada (dos), León (uno), Lugo (dos), Málaga (tres), Salamanca (uno), Sevilla (uno), Toledo (uno), Valencia (tres), Zamora (uno) y Zaragoza (tres).

Siete vehículos con 23 años

En cuanto a la antigüedad, hay 51 vehículos que tienen al menos 20 años, entre ellos siete que se fabricaron hace 23 años. Éstos se utilizan actualmente en Salamanca (dos) y Alicante, Madrid, Murcia, Salamanca y Valencia, según detalla la relación proporcionada por el Ejecutivo al PP.

Por contra, el listado detalla la existencia de cuatro furgones en a Comunidad de Madrid fabricados en 2020, de ellos tres con «cero kilómetros» y uno con 100. Del año 2018 son otros cuatro, operativos en las provincias de Barcelona, Cádiz, Madrid y Valencia.

En la Plataforma de Contratación del Sector Público se detalla actualmente un anuncio de licitación para la compa de cuatro vehículos celulares de categoría M3 (para el transporte de 28 personas) y 50 M1 (para cuatro) transformados con destino a distintas unidades de la Guardia Civil para la conducción de detenidos, presos y penados. De este procedimiento tan sólo se especifica el presupuesto máximo (3,65 millones, impuestos excluidos) y que el periodo de presentación de ofertas expiraba el pasado 1 de febrero.

Un tercio de los 312 furgones que utiliza la Guardia Civil para las conducciones acumula más de 400.000 kilómetros

La anterior licitación salió en 2019, cuando el Cuerpo anunció su intención de adquirir 106 furgones (100 M1 y seis M3) por 6,36 millones de euros. Más de un año y medio después de que se cerrara supuestamente el plazo para formalizar propuestas (el 23 de septiembre de 2019), el procedimiento sigue apareciendo en «evaluación» en la plataforma.

Antes, en diciembre de 2015, la Guardia Civil había adjudicado a Unibus y Servicios SA por 675.288,9 euros (IVA incluido) un contrato para el suministro e instalación de los elementos necesarios para la transformación de 31 furgones Mercedes Sprinter 313/3665 CDI que ya tenía el Cuerpo en vehículos celulares. Esta empresa madrileña se impuso a Tecnove Security SL y Veblinter SA, que también pujaron por el encargo.

Cuando compareció el pasado 18 de marzo ante la comisión de Interior del Congreso de los Diputados, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, se refirió a la disposición de recursos materiales «adecuados» como un «elemento fundamental generador de valor público», entre los que citó la renovación de infraestructura tecnológica, el armamento y equipamiento policial, y el material móvil.

Dos nuevos prototipos

En este contexto, Gámez dijo que una de las compras innovadoras en las que está participando el Cuerpo consiste en la «construcción y validación de dos nuevos prototipos de furgón y autobús para el traslado de detenidos y presos. «Las mejoras están relacionadas con los materiales, el diseño, la sostenibilidad medioambiental y los sistemas tecnológicos para lo optimización de comunicaciones, rutas y seguridad. He de decir que para la Guardia Civil es tremendamente positivo participar por primera vez de estos proyectos, y por ser también parte de un ejemplo de colaboración público-privada en innovación», destacó.

Los datos evidencian que la flota de vehículos celulares ha ido envejeciendo progresivamente sin que se hayan consignado partidas presupuestarias generosas en los últimos años para acometer su renovación, como vienen exigiendo asociaciones profesionales. Es el caso de la AUGC, que hace tres años ya denunció que tan sólo el 20 % de los furgones de la categoría M1 (hasta nueve plazas) cumplían las especificaciones técnicas exigidas por el propio Ministerio del Interior.

En noviembre de 2015, en la etapa del popular Jorge Fernández Díaz, Interior dictó una orden para actualizar la instrucción que Juan Alberto Belloch había emitido en 1995 con las nuevas exigencias técnicas tanto europeas como españolas. Esas directrices establecían las condiciones de seguridad que como mínimo debían reunir los vehículos celulares utilizados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para el traslado de presos y detenidos que se adquirieran a partir de que la norma entrara en vigor (5 de diciembre de 2015).

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Con datos referidos a octubre de 2017, la Asociación Unificada de Guardias Civiles llamaba entonces la atención por el hecho de que superaran los 500.000 kilómetros una veintena de furgones (19 en Madrid y uno en Granada), cifra que ha aumentado un 160 % en tres años. «Estos datos ponen de manifiesto la escasa preocupación que el Ministerio del Interior y la Dirección General de la Guardia Civil muestran por la seguridad de los agentes que realizan dichos cometidos, pero sobre todo por la seguridad de los presos y detenidos que son trasladados en los citados vehículos», criticó.

La Policía Nacional, por su parte, cuenta con una flota menos envejecida y menos desgastada. De los 280 vehículos celulares, tan sólo uno -operativo en Madrid- supera los 500.000 kilómetros y otros cuatro han recorrido más de 300.000. Éstos, en concreto, están adscritos a Madrid, Barcelona y dos a los organismos centrales. En cuanto a la antigüedad, si bien hay nueve del año 1998, el Cuerpo Nacional dispone de 59 (un 21 % del total) que fueron fabricados en 2019.

Comentar ()