España

La Policía destinará más de 407 millones a la fabricación de DNI y pasaportes hasta 2025

La mayor parte de la inversión se recupera con las tasas que Interior cobra por la expedición de los documentos

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la presentación del libro conmemorativo del 75 aniversario del DNI.

El ministro Grande-Marlaska, en la presentación del libro conmemorativo del 75 aniversario del DNI. EP

El Ministerio del Interior destinará más de 407 millones de euros de sus presupuestos hasta 2025 para la elaboración y fabricación de los soportes del Documento Nacional de Identidad (DNI) y de los pasaportes electrónicos que despachará en estos cinco años. Gran parte de esa inversión se recupera con las tasas que, salvo excepciones tasadas, cobra por su expedición.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado martes el acuerdo por el que se modifican los límites que fija la Ley General Presupuestaria para que la Dirección General de la Policía pueda adquirir compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros a fin de poder encargar a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) los servicios necesarios para la producción de las tarjetas en las que se imprimen los datos de identidad.

Según ha podido conocer El Independiente, el coste total del encargo ascenderá a 407.345.636,14 euros (IVA incluido), de los que 266.106.795,63 euros (el 65,3 %) corresponden a los soportes del DNI y 141,23 millones de euros a los de los pasaportes. La intención es que la prestación del servicio comience el próximo 1 de octubre, al día siguiente de que termine la encomienda actual: ésta arrancó en 2018 y el montante alcanzaba los 193.211.986,28 euros.

A la vista de la consignación presupuestaria, la Dirección de la Policía o pagará más por los productos que contratará o calcula que expedirá más documentos nacionales de identidad. Para 2022 y 2023 reservará exactamente 66.121.435,30 euros en cada ejercicio, cifra que representa un incremento del 28,33 % respecto a la cantidad calculada para 2019 y 2020 (51.523.196,34 euros). El desglose se completa con 22.230.332,96 euros para 2021 (a contar desde el 1 de octubre), 63.545.275,49 euros para 2024 y 48.088.316,58 euros para 2025 (nueve meses).

En el caso de los soportes para los pasaportes electrónicos, el detalle es el siguiente: 15.138.139,39 euros en 2021 (último trimestre), 32.546.999,69 euros en 2022 y 2023, 35.120.483,38 euros en 2024 y 25.886.218,36 euros en 2025. Ello totaliza la cifra de 141.238.840,51 euros, el 34,67 % del total.

Precios unitarios de los soportes

En la última encomienda firmada por Interior con la Fábrica de Moneda y Timbre para estos mismos fines, fechada el 1 de septiembre de 2018, se fijó un precio unitario de 7,053 euros (IVA no incluido) para las tarjetas soporte del DNI y de 12,467 euros (sin impuestos) para los pasaportes electrónicos. En ambos casos se convino también 43,859 euros/millar por impresos base entregados a la Dirección General de la Policía.

A falta de que el departamento que dirige Grande-Marlaska publique el anuario estadístico correspondiente a 2020, el ejercicio en el que más documentos nacionales de identidad expidió fue el de 2018, con 7.106.550. Ese volumen supuso un incremento del 2,34 % respecto a 2017 (6.943.880) y del 8,69 % si se compara con el trabajo despachado en 2019 (6.489.40).

La cifra de DNI tramitados el pasado año será previsiblemente la más baja de los últimos años, después de que el Consejo de Ministros acordara el 17 de marzo de 2020 prorrogar durante un año la validez de los documentos que caducaran desde la entrada en vigor del estado de alarma (14 de marzo). Esta medida se incluía en la disposición adicional cuarta del real decreto-ley de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social de la covid-19.

En 2018, la Dirección General de la Policía recaudó 64.811.517,98 euros por DNI y tenía previsto pagarle 51.523.196 euros a la Fábrica de Moneda y Timbre por la confección de los soportes, lo que arroja un ingreso medio bruto de 9,11 euros por documento. Esta cifra es inferior al importe de la tasa oficial -12 euros- por cuanto hay dos casos (renovación por cambio de datos y tener la condición de familia numerosa) en los que la expedición es gratuita. En concreto, en dicho año se tramitaron 1.459.237 documentos sin coste para el ciudadano.

La mayor parte de la inversión se recupera con las tasas que Interior cobra por la expedición de los documentos

Cuando compareció ante la comisión de Interior del Congreso de los Diputados el pasado 30 de diciembre para exponer las líneas generales que guiarán su actuación en este mandato, el director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, se refirió expresamente al plan del documento nacional de identidad dentro de las mejoras que pretende impulsar en el servicio público que presta el Cuerpo Nacional.

«Queremos ofrecer el mejor servicio a los ciudadanos, reduciendo plazos de espera y facilitando las gestiones a desarrollar en relación con la expedición del DNI y el pasaporte. Para ello estamos desarrollando el programa Identidad digital, DNI electrónico, que se financiará con los recursos provenientes del Fondo de la Unión Europea para la Recuperación y Resiliencia de la
economía española. Este proyecto cuenta con una dotación global de 25 millones de euros, de los que 6,5 millones se incorporan ya al ejercicio 2021″, avanzó Pardo Piqueras.

Según añadió, este proyecto incluye el DNI 4.0 -un documento adaptado a la normativa europea y que utiliza un formato más funcional electrónicamente y con un chip de última generación de mayor potencia y capacidad de almacenamiento de datos- y el DNI exprés, que facilita la expedición semiautomática del título y con el que se pretende reducir los tiempos de espera en renovaciones sin cambio de datos. Este proyecto ya se está desarrollando con la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

De forma ininterrumpida desde 2006, Interior viene firmando encomiendas de gestión con este organismo estatal adscrito a Ministerio de Hacienda para la elaboración, fabricación y prestación de servicios industriales y técnicos de tarjetas soporte del DNI y de las libretas de los pasaportes. No obstante, la relación entre ambas partes se remonta a mayo de 2002, cuando rubricaron un convenio de colaboración que estableció un marco de colaboración para el desarrollo de actuaciones conjuntas.

Comentar ()