El comisario jubilado e investigado en la Audiencia Nacional José Manuel Villarejo ha presentado un escrito ante el Juzgado número 1 de Móstoles (Madrid) en el que afirma que «en modo alguno reconozco el contenido de la charla por teléfono que supuestamente mantuve con un tercero» y en la que se le oyó decir que Rodrigo Rato le había contado que «había trincado sobres».

Villarejo se manifiesta así sobre el contenido de una de las grabaciones que le fueron incautadas por la Unidad de Asuntos Internos (UAI) de la Policía y que es objeto de investigación de la pieza Kitchen del caso Tándem en la Audiencia Nacional. En el mencionado audio, que recogió en uno de sus informes la UAI, se le oía decir: «Hace dos años me llaman, me mandan de la Moncloa, y me dicen ve a ver a Rato y tranquilízalo y tal y cual, y veo a Rato y me dice: ‘que no me toquen mucho los cojones porque yo he trincado sobres, pero delante mía iba Rajoy con otro sobre'», en referencia a supuestos sobresueldos de la contabilidad irregular o caja B del Partido Popular procedente de donaciones de empresarios.

El comisario sostiene en el escrito presentado, al que ha tenido acceso El Independiente, que dicho audio, «como la mayoría de mis comunicaciones, fueron intervenidas por determinados miembros del CNI y posteriormente su contenido manipulado y después filtrado».

Villarejo se manifiesta así en un documento que ha sido presentado por su defensa al juez de Móstoles que este martes veía un acto de conciliación con la defensa de Rodrigo Rato. Éste presentó una querella por injurias y calumnias contra el policía jubilado por el contenido de dicho audio cuando apareció en prensa.

Villarejo afirma que dicho audio fue manipulado y se filtró a la prensa. «No doy credibilidad por tanto a su contenido, como tampoco a cuantas se hayan filtrado con propósito de aniquilarme civil, profesional e incluso personalmente», afirma sobre el resto de grabaciones que se le incautaron y que son la base de la macrocausa en la que se le investiga como presunto líder de una «red mafiosa policial». El comisario no reconoce ni esta ni otras grabaciones, que dice que han sido manipuladas por el servicio de Inteligencia español y que, como ha argumentado su defensa en la causa, ve motivos para que se anule la investigación abierta contra él porque no se ha asegurado la cadena de custodia de todas las grabaciones que se le intervinieron, 40 terabytes en total.

«Confío en que dicha aclaración rectifique el contenido de lo filtrado, con una más que evidente intención maliciosa de perjudicar la actual situación procesal del Sr. Rato, que al igual que la mía, hay sujetos que pretenden empeorar», continúa el escrito, que ha satisfecho el interés del ex vicepresidente económico, según han trasladado fuentes de su entorno a este diario.

Dice que Rajoy le pidió reunirse con Rato

En el documento, Villarejo afirma que «mantuve diversos encuentros» con Rato a «requerimiento de Presidencia del Gobierno», refiriéndose a la época del Gobierno de Mariano Rajoy.

Afirma que lo hizo «en mi condición de Agente de Inteligencia, con el propósito de prestarle apoyo de toda índole e incluso jurídica, como colegiado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Dichas reuniones se celebraron en el lugar que designó el Sr. Rato que tal y como pude apreciar había sido avisado de mi condición de mero mandatario».

«Respecto al verdadero contenido de las conversaciones que mantuve con el Sr. Rato, al igual que ya he declarado en otras ocasiones en sede judicial respecto a otros, puesto que desconocían mi condición de agente de inteligencia en activo, creyendo que era un abogado al que consultaban, en modo alguno voy a revelar el contenido de las mismas, apelando al secreto profesional», afirma también. Concluye permitiendo a Rato que haga público el contenido del documento.