El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que desde el próximo viernes, 16 de abril, se atrasa el toque de queda en Galicia desde las 22.00 horas actuales hasta las 23.00 horas, que será también el nuevo horario de los restaurantes, aunque no de los bares que tendrán que seguir cerrando a las nueve de la noche.

En la rueda de prensa tras la reunión del comité clínico, Núñez Feijóo también ha informado de que se mantiene el cierre perimetral de Galicia por una cuestión de «prudencia».

Sobre el alivio de las restricciones ha dicho que son «pequeños pasos, prudentes», pero que son «hacia adelante, no hacia atrás», una vez que se ha constatado una mejora de la situación epidemiológica en la comunidad.

Igualmentem ha explicado que los restaurantes deberán de tener un registro de clientes, un sistema de reserva con cita previa y aparatos para control del CO2 en el local.