Este viernes Vox anunciaba a través de su cuenta de Twitter que «va a denunciar» las «supuestas amenazas» recibidas por el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el líder de Unidas Podemos y candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias «personándose como acusación popular» con la intención de conocer quién es el autor de lo sucedido.

En este sentido han aclarado en ese mismo tuit que desde el grupo político quieren «que la investigación policial y judicial determine quién o quiénes son los autores» de las cartas con balas que recibieron entre el miércoles y el jueves de esta misma semana los afectados, entre los que también se encontraba la directora de la Guardia Civil.

Precisamente, la opinión de Rocío Monasterio, que ha dudado de la veracidad de esas cartas y se ha negado a condenarlas, ha motivado un duro encontronazo con Iglesias este viernes en un debate radiofónico, que el candidato de Podemos ha abandonado como protesta. 

Noticia en ampliación…