España

El PSC propone "refundar" una TV3 "altavoz mediático del independentismo"

Quim Torra, entrevistado en TV3 Rubén Moreno

Los socialistas catalanes quieren refundar la Corporación Catalana de Medios de Comunicación (CCMA), el ente que agrupa a las emisoras de TV3 y Catalunya Ràdio. La televisión líder de audiencia de Cataluña, que ha perdido, sin embargo, la conexión con los segmentos no independentistas de la sociedad.

Lo han oficializado en una propuesta en la que acusan a la Corporación de haberse convertido en «altavoz mediático» del procés y a sus responsables políticos de haber olvidado cualquier plan estratégico de futuro para la autonómica en un momento de profunda transformación de la industria audiovisual.

Aportación al procés independentista

En la última década, advierten los socialistas catalanes, la «misión principal» de la CCMA ha sido hacer de «altavoz de la construcción de un imaginario colectivo, un universo simbólico en favor de la independencia». Sin TVC y las emisoras de Catalunya Ràdio los resultados del procés «no habrían sido los mismos».

«Una parte de sus profesionales se apuntan, sin rubor, a la defensa de estas posiciones partidistas» añaden los socialistas, que critican además la ausencia de una estrategia comercial y empresarial que garantice el futuro de la CCMA. «Su modelo productivo y organizativo ha tocado fondo, como el modelo de servicio público».

Destacan en este sentido que la CCMA, sigue centrada exclusivamente en la televisión lineal, la TDT, y no tiene ningún proyecto para ofrecer sus productos en plataformas OTT -como Netflix o HBO- como ya están haciendo otras televisiones englobadas en la federación de cadenas autonómicas (Forta).

Viabilidad económica

Cuestionan además la viabilidad económica de una corporación que no renueva su contrato-programa con la Generalitat desde 2010. Un contrato por el que en 2020 recibieron 245 millones de euros en 2020. Además de las aportaciones extraordinarias, como la inyección de 13 millones de euros recibidos a principios del ejercicio pasado a cargo de los fondos Covid, o los 6 millones de euros de subvención directa de la Consejería de Cultura antes de concluir el año.

Entre 2013 i 2019 se cerraron cuatro ejercicios con pérdidas superiores a los 34 millones de euros, y tres con beneficios de algo más de 5 millones. «Cuando hay pérdidas constantes siempre se adopta la misma solución: Los fondos propios negativos se compensan con nuevas aportaciones presupuestaries de la Generalitat».

En cuanto a los ingresos publicitarios, en 2008 fueron 135 millones de euros mientras en 2019 cayeron hasta los 54 millones, 14 menos de los previstos en el presupuesto. En este contexto, los socialistas critican también la falta de apoyo al ecosistema audiovisual catalán, contratando siempre a las mismas productoras. Hablan del «duopolio que casi copa la parrilla» de TV3.

También cuestionan la incapacidad para reducir los costes estructurales, aunque se ha reducido la plantilla. Así, en 2008 la CCMA tenia unos 2.700 trabajadores con un coste de 173 millones de euros. Una década después la plantilla se había reducido hasta los 2.300 trabajadores, con unos costes prácticamente iguales, 172,6 millones de euros.

Con este análisis, la portavoz socialista, Alicia Romero, ha reclamado «restablecer las misiones de servicio público que la Ley de la comunicación audiovisual de Cataluña encomienda a la CCMA». Romero ha apuntado además a la necesidad de incrementar los ingresos de publicidad; mejorar los mecanismos de control y evaluación, y ser clave en la construcción del hub audiovisual de Barcelona, aprovechando las oportunidades de los fondos europeos

Comentar ()