España

El juez desimputa al presidente de 'La Razón' en el caso Villarejo

El magistrado Manuel García Castellón no ve indicios para mantener a Mauricio Casals investigado y descarta citar a declarar a directivos de Grupo Planeta, como solicitó el denunciante Javier Pérez Dolset

Mauricio Casals, presidente de la empresa editora de La Razón.

Mauricio Casals, presidente de la empresa editora de La Razón. EP

El juez que investiga un encargo al excomisario José Villarejo para espiar al fundador del grupo Zed, Javier Pérez Dolset, ha sacado de la causa al presidente de La Razón y miembro del Consejo de Administración de Atresmedia, Mauricio Casals, al no quedar acreditada su participación en los hechos.

El magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha acordado el archivo de la pieza número 18 del caso Villarejo en relación a Casals en un auto adelantado por El Confidencial y al que ha tenido acceso Efe.

Lo hace porque no ha resultado «debidamente acreditada su participación» en los hechos que se investigan y que se enmarcan en el denominado proyecto Brod, presuntamente encargado en 2013 a Villarejo para obtener información de los hermanos Javier e Igancio Pérez Dolset como propietarios mayoritarios del Grupo Lanetro Zed.

En dicho auto, el juez acuerda la imputación del periodista Miguel Ángel Liso, que formaba parte del Grupo Zeta, por un presunto delito de cohecho a raíz de una serie de anotaciones halladas en la agenda de Villarejo en uno de los últimos registros. El magistrado quiere interrogarlo «acerca de si fue quien encargó» dicho proyecto.

García Castellón ya archivó en su día esta pieza para Casals, si bien la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia revocó esa decisión y ordenó interrogarle como imputado. Cuando el presidente de La Razón compareció, se desvinculó de todos los hechos.

Pero lo relevante para acordar el archivo han sido esos apuntes encontrados en las agendas del excomisario, donde, «salvo error u omisión involuntaria, no se han localizado anotaciones con referencias explícitas a dicho proyecto», aunque sí se recogen citas cercanas a las fechas en las que se elaboró el informe Brod.

Entre la información hallada en dicho registro, figura un informe denominado «Informe Brod: Preliminar», donde «se dice literalmente que se trata de un «PI (proyecto de inteligencia)» encargado por el «cliente (K)» el 21 de febrero de 2013.

Además, en los apuntes que Villarejo hizo el 20 y 21 de febrero de ese año, «se observan referencias de posibles encargos únicamente asociados a PINTOR (Pedro Díaz-Pintado Moraleda)», en referencia a quien fuese subdirector operativo de la Policía entre 1996 y 2004.

«Quería presentar a una abogada para un tema de investigación», decía aquella anotación; y también se encontraron referencias a «LISO» (el periodista Miguel Ángel Liso), respecto al que Villarejo apuntó: «Quiere que analicemos tema»; y a «GB» (el comisario Gabriel Fuentes) con el apunte «entregar INFO».

El juez cree que las agendas «permiten dirigir la investigación» hacia este periodista y por eso le cita como imputado.

A quien no cita, en su caso como testigos, es a una serie de altos cargos del Grupo Planeta a quienes la acusación ejercida por Javier Pérez Dolset quería interrogar.

Comentar ()