Varios centenares de personas se concentran este lunes frente a las puertas del Teatro Liceo de Barcelona, donde Pedro Sánchez tiene previsto anunciar los indultos a los presos del procés y su agenda para el «reencuentro» en Cataluña. Sánchez ha llegado a mediodía, entre una fuerte protección policial, cuando los invitados, muchos de ellos vinculados al PSC, esperaban ya dentro del recinto.

Un acto al que no acudirán los líderes del independentismo, que lo han tachado de «propaganda» y han criticado la escenificación de Sánchez. No habrá miembros del Govern, ni tampoco la presidenta del Parlament Laura Borrás ni el ex presidente Quim Torra, que también fue invitado al evento.

Las concentraciones contra Sánchez han sido convocadas por la ANC y secundadas por la CUP. Sin embargo, la presencia policial ha sido fuerte durante toda la mañana y los Mossos mantienen controlada la situación. Hay cortes policiales en calles del centro de Barcelona, que obligan a los grupúsculos a dispersarse.

Una vez a las puertas del Liceo, los manifestantes entonan cánticos como «ni indultos, ni amnistía: independencia», «fuera las fuerzas de ocupación» o «república es libertad». Los concentrados también han encendido botes de humo y han abucheado e increpado a los asistentes al evento que van llegando al Liceu a gritos de «botiflers».