España

Rodríguez asegura tener "claro" lo que es Cuba, "pero existen reglas diplomáticas"

Dice que si los magistrados del TC "hubieran hecho el esfuerzo de poner sus mentes en la situación concreta de esos días de marzo, quizás habrían interpretado el derecho de otra forma"

La nueva ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, a su llegada al Palacio de la Moncloa. EFE

La ministra portavoz y titular de Política Territorial, Isabel Rodríguez, asegura tener «claro lo que es Cuba», pero también «lo que tengo que decir en calidad de ministra de este Gobierno. «Claramente no es una democracia, pero existen reglas diplomáticas en beneficio del pueblo cubano y de España». De esta manera justificaba, en una entrevista en la Ser, la que fue su primera polémica como portavoz gubernamental al negarse a calificar de dictadura al régimen castrista.

Por lo demás, ha revelado que ya ha mantenido ya contactos con la Generalitat, algunos heredados de la agenda de Miquel Iceta, como un encuentro con todos los delegados territoriales y otros con la consejera de Presidencia catalana para preparar la mesa bilateral estatutaria del 2 de agosto. Asimismo tiene previsto ponerse en contacto con todos los presidentes autonómicos para preparar la conferencia del día 30 en Salamanca.

Rodríguez ha dado mucha importancia a la mesa estatutaria respecto a la política, que se reunirá la tercera semana de septiembre. En todo caso, ha apelado a la necesidad de superar «una década de conflicto que ha roto amigos, familias… hay necesidad de recomponer atendiendo cosas muy básicas».

Sobre la exigencia de referéndum por parte del independentismo, así como de buscar una solución para el prófugo Carles Puigdemot, ha comentado que «en el marco de la Constitución y de la ley cabe todo, fuera de ella nada» y que el huido deberá ser juzgado si vuelve a España. Dice Rodríguez que los secesionistas «deberían haber aprendido la lección y el gobierno ha hecho un esfuerzo muy importante por la convivencia. Ahora ellos deben hacer su propio esfuerzo, quedan espacios de diálogo» dentro de Cataluña.

Anima a los secesionistas a «dar un paso ahora»

En definitiva, «ellos también están en un nuevo tiempo. No todo sigue igual, hay un Gobierno dispuesto al diálogo y ellos tienen que dar su paso ahora».

Po otro lado, se ha mostrado partidaria de que los TSJ unificaran doctrina respecto a las medidas para luchar contra el Covid, de modo que «hubiera un consenso sobre estas restricciones», aunque ha insistido en que hay herramientas suficientes sin necesidad de abordar cambios legislativos.

La nueva ministra ha expresado su «máximo respeto al Constitucional» por su sentencia echando abajo el estado de alarma, pero ha dicho echar de menos que los seis magistrados que lo declararon inconstitucional «hubieran hecho el esfuerzo de poner sus mentes en la situación concreta de esos días, quizás habrían interpretado el derecho de otra forma».

Aquellos días de principio de marzo «fueron muy angustiosos, dolorosos, había mucho miedo. Recuerdo la llegada de la UME y hay que ponerse en contexto. Se actuó con prudencia y proporcionalidad», ha agregado para justificar las críticas que se han hecho desde el Gobierno a esa sentencia bajo el argumento de que el Ejecutivo «está en su libertad de defender un planteamiento político».

El estado de alarma «fue útil, respondió a las necesidades del momento y no habría entendido ningún español que hubiéramos parado 15 días para debatirlo». En definitiva, «actuamos con prudencia, proporcionalidad y garantías para la ciudadanía» al optar por el estado de alarma y no de excepción.

Te puede interesar

Comentar ()