Cataluña | España

El Parlamento catalán pide la amnistía para los raperos y la libertad de Hásel

Nueva manifestación con enfrentamientos con los Mossos en defensa de la libertad de Pablo Hasél y los derechos sociales en Barcelona

Nueva manifestación con enfrentamientos con los Mossos en defensa de la libertad de Pablo Hasél y los derechos sociales en Barcelona. EP

Libertad para Pablo Hásel, amnistía para los raperos procesados por la justicia y reforma del Código Penal. Son los tres objetivos de la resolución que el Parlamento catalán aprobará este miércoles con los votos de los partidos independentistas y CatEC-Podem. Una propuesta que después trasladarán al Congreso, con el previsible cisma entre los socialistas y Podemos.

El independentismo recupera así la bandera de la libertad de expresión, que considera restringida de forma ilegitima por el Código Penal en las figuras del delito de enaltecimiento del terrorismo y el de injurias a la Corona. Dos delitos que reclaman suprimir. La moción no menciona los disturbios provocados por el rechazo al encarcelamiento de Hásel, que cumple condena por haber agredido a un periodista de TV3, ampliada por sus recurrentes negativas a presentarse ante la justicia.

Sí reclama la «liberación inmediata» de Hásel y «condena la persecución penal de expresiones políticas». Un capítulo en el que incluye las penas a «intelectuales y artistas» por «expresar opiniones críticas con la monarquía», para los que exige la amnistía. Propone además llevar al Congreso una reforma del Código Penal para suprimir los delitos referidos a la apología del terrorismo, injurias y calumnias a la Corona y las instituciones del Estado.

Escandalosa falta de libertad

En la exposición de motivos, la resolución impulsada por la CUP y secundada por ERC, Jxcat y los comunes denuncia la «escandalosa falta de libertad de expresión» en España. Asegura que «decenas y decenas de personas» son juzgadas cada año por «criticar al régimen y denunciar las vergüenzas del Estado. Y añade que la «represión» se ejercida en este ámbito ha llegado a su punto álgido con «el encarcelamiento de Hásel y el exilio de Valtonyc».

El independentismo ha integrado en su discurso sobre la represión todos los procesos abiertos por injurias y calumnias a la Corona o el Estado como los que han llevado a la condena del también rapero Valtonyc, que huyó a Bélgica para evitar la pena de prisión. Valtonyc forma parte del «exilio» que lidera Carles Puigdemont en Waterloo.

Delitos de odio

En la resolución, independentistas y morados aseguran que el Estado ha elaborado una serie de delitos «dirigidos únicamente a perseguir la disidencia política progresista» como los que reclama suprimir. Así, el delito de apología del terrorismo busca a su juicio «coartar la libertad ideológica de un grupo muy determinado de personas». Y ponen como ejemplo que «nunca» se han considerado apología del terrorismo «las arengas» de altos cargos del Ejército contra el independentismo o su supuesta simpatía hacia el nazismo o el fascismo.

Lamentan además que los delitos de odio no han servido para proteger a colectivos vulnerables por cuestiones de raza, sexo u orientación sexual y que «no se les aplican a los fascistas que promulgan el odio contra los catalanes o los menores no acompañados». Una referencia poco velada a Vox, formación a la que estos partidos aplican en el Parlament un cordón sanitario.

Te puede interesar

Comentar ()