Cataluña | España

Casado rechaza la renovación del CGPJ y acusa a Sánchez de "desmantelar" la justicia en favor del independentismo

Pablo Casado, junto a Alejandro Fernández, Josep Bou y Manu Reyes en el recinto modernista de Sant Pau Quique García/EFE

«Abandonen cualquier esperanza» de renovar el Consejo General del Poder Judicial, ha advertido el líder del PP, Pablo Casado, al Gobierno de PSOE y Podemos. Casado ha aprovechado un acto en Barcelona sobre la unidad de España para argumentar su rechazo a la renovación de la cúpula judicial acusando a Pedro Sánchez de «desmantelar» las defensas del Estado frente al independentismo.

El líder del PP ha asegurado que su formación sólo avalará una «renovación de los jueces por los jueces» y ha acusado al presidente del Gobierno de renunciar a defender a la Justicia. «Nosotros no vamos a contribuir a la politización del CGPJ» ha señalado Casado, al que ayer reclamaba la ministra de Justicia, Pilar Llop, disposición a negociar esa renovación. «Solo» apoyaran esa renovación, ha respondido Casado, «cuando los jueces elijan a los jueces como reclama el Consejo de Europa».

Pablo Casado ha ligado además esa negativa con la alianza del PSOE con el independentismo, acusándolo de haber «amordazado» a la Fiscalía o al Tribunal de Cuentas para satisfacer a los independentistas.

Justicia y procés

«Ni Cataluña ni el resto de España pueden contemplar tranquilamente como el secesionismo extiende su influencia y poder» ha añadido. «Ha habido delitos condenados, con amenaza de volver a reincidir cuando se hayan desmantelado los mecanismos de defensa del Estado para mantenerse en el poder».

Una idea en la que ha abundado el presidente de Sociedad Civil Catalana, Fernando Sánchez Costa: «El procés no se ha acabado, ha mutado, está en fase de acumulación de fuerzas para nuevo envite, y ellos creen que el nuevo momento será cuando la derecha recupere el poder».

La «mesa de póker» de Sanchez

En este contexto, Casado ha reiterado el «plan del PP para Cataluña» que pasa por recuperar el delito de referéndum ilegal o la prohibición de indultos para los delitos de sedición y rebelión y asimilar estos delitos al de alta traición. «Esto es un plan para Cataluña, no la mesa de póker en que se están apostando los derechos de los catalanes» ha añadido en referencia a la mesa de diálogo que reunirá a Gobierno y Generalitat la tercera semana de septiembre.

«Frente a esto solo proponen amnistía, como si España fuera una dictadura, y autodeterminación, como si Cataluña fuera una colonia» ha lamentado el dirigente popular. «Así no se frena el cierre de Nissan, ya esta bien de jugar a la ruleta con futuro de los catalanes».

El líder de la oposición ha reclamado además al presidente del Gobierno que responda al último desafío de Aragonés, quien este lunes fijó para antes de 2030 un nuevo «referéndum independentista· esta vez acordado.

«Nos intentan entretener con quién irá a la mesa de diálogo, cuando lo aberrante es que el Gobierno se siente en una mesa que pretende pactar cuestiones que el Gobierno no tiene autoridad para negociar» ha denunciado Casado, para quien Sánchez busca allí un «contrato de supervivencia en la Moncloa». Y estaría dispuesto, para ello, a aceptar la «anulación de la Cataluña no independentista y frente a eso hay que revelarse» ha concluido.

Te puede interesar

Comentar ()