Cataluña | España

Aragonés reúne al Govern en sus primeras convivencias "de cohesión"

El PSC presenta su plan de gobierno alternativo, centrado en la reforma del sistema de financiación y reforzar la seguridad en Cataluña

Pere Aragonès se dirige a la reunión del Govern flanqueado por Jordi Puigneró y Laura Vilagrà Govern

Reforzar la cohesión del ejecutivo y definir el plan de gobierno. Esos son los dos objetivos declarados de la «jornada de trabajo» convocado por Pere Aragonés para este sábado. El lugar escogido es Can Trona, un centro de interpretación natural en la comarca de la Garrotxa en el que el gobierno en pleno –consellers y números dos de los 14 departamentos del ejecutivo catalán- se reunirá este sábado para planificar el curso.

El encuentro forma parte de las reuniones de convivencias incluidas en el pacto de gobierno firmado con JxCat, una medida ideada para evitar las fracturas evidenciadas por el gobierno de Quim Torra. Unas fisuras que se han reproducido en los primeros 100 días del nuevo Govern.

Las más evidentes, a cuenta de la relación con el Gobierno y las opciones de éxito de la mesa de diálogo que se reunirá en tres semanas. Pero no han sido las únicas. También ha habido fricciones internas con la gestión del aval ante el Tribunal de Cuentas para cubrir a los líderes del procés, la negociación sobre la ampliación del Aeropuerto de El Prat o el apoyo a la candidatura Barcelona-Pirineos para los Juegos Olímpicos de invierno de 2030.

Se trata de una práctica habitual en grandes empresas multinacionales, una forma de reforzar equipos afianzando las relaciones interpersonales. Pero inédita hasta ahora en la política catalana, donde los únicos precedentes están en algunas reuniones de grupo parlamentario, nunca del ejecutivo autonómico. El municipio de La Vall d’En Bas, de apenas 3.000 habitantes, en el pre-pirineo de Girona, ejemplifica el entorno rural idílico por el que se hubiera inclinado cualquier multinacional norteamericana.

Pla de Govern

Además de reforzar la cohesión interna, el Govern tiene un objetivo muy concreto este sábado: avanzar en la concreción del Plan de Gobierno. Aragonés quiere tenerlo aprobado antes de final de mes, cuando el presidente catalán se enfrentará en el Parlament ante su primer debate de política general.

Se trata del documento que recopila todos los compromisos ejecutivos del gobierno de Aragonés para la legislatura. Un plan en el que los nuevos consejeros trabajan desde el pasado junio, sobre el que ya han compartido aspectos con Aragonés en las semanas previas a las vacaciones.

El Plan de Gobierno de la XII legislatura incluía cuatro ejes con 93 objetivos y más de un millar de acciones concretas. El ejecutivo de Torra dio cumplimiento a un 70% del plan, según la web de la Generalitat. Aunque ese cumplimiento se basa, por ejemplo, en «aprobar una declaración de apoyo a las acciones en la lucha contra el cambio climático» dentro del eje: «Reforzar la presencia de Cataluña en el mundo y contribuir a la resolución de los retos globales».

Plan del gobierno alternativo del PSC

También los socialistas catalanes han decidido iniciar el curso político con una reunión de convivencia y puesta a punto. Tras anunciar el relevo de Miquel Iceta al frente del PSC, Salvador Illa ha reunido al grupo parlamentario del PSC-Units en el Monasterio de les Avellanes en Os de Balaguer (Lleida) este jueves y viernes. Illa ha querido marcar el paso a Aragonés, presentando en ese encuentro su particular «plan de gobierno alternativo».

Un proyecto en el que destaca la voluntad de presentar una propuesta de reforma de la financiación autonómica que quiere acordar, desde la Generalitat, con los gobiernos de Baleares y Comunidad Valenciana, con quienes cree que comparte objetivos comunes.

Financiación y seguridad

Entre las medidas del eje económico la portavoz socialista, Alicia Romero, destacó este viernes la voluntad de impulsar la reforma de la financiación autonómica. Un objetivo compartido con los presidentes socialistas de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y Baleares, Francina Armengol.

El plan consta de cuatro ejes: el desarrollo económico, conocimiento, innovación e industria; derechos de ciudadanía y Estado del bienestar; territorio y transición ecológica, y federalismo y buen gobierno. Con él, los socialistas se han comprometido a presentar 202 medidas y 29 iniciativas legislativas ante la «falta de actividad legislativa» de los últimos años en Cataluña.

Del segundo eje, la portavoz del PSC ha subrayado la importancia de mejorar la convivencia y la seguridad, por lo que se comprometen a trabajar para fortalecer los cuerpos de seguridad y destinarles más recursos «para que puedan hacer su trabajo».

Te puede interesar

Comentar ()