«Chantaje inaceptable». Así ha definido el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, la decisión del Gobierno de suspender la ampliación de aeropuerto Barcelona-El Prat. Aragonés ha evitado responder a su vicepresidente, Jordi Puigneró, que ayer criticó la «frivolidad» de sus socios con declaraciones contra la ampliación del aeropuerto y ha acusado al Gobierno de plantear este chantaje para ocultar su propia división interno.

Aragonés ha recibido puntal respuesta de la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que ha negado el chantaje denunciado por la Generalitat. «Tal vez no sea capaz de explicar cómo ha dejado escapar para su tierra una inversión de 1.700 millones de euros». Rodríguez ha asegurado que «no nos ha gustado tener que adoptar esta decisión».

El visible enfado de Aragonés no ha impedido, sin embargo, que el presidente catalán defendiera una vez más la reunión de la mesa de la mesa de diálogo Gobierno-Generalitat la próxima semana. Una postura que ha secundado la ministra Rodríguez, quien ha asegurado que «estamos ultimando los trabajos» para ese encuentro.

«Cada semana sale alguien que encuentra una excusa para decir que no funcionará» se ha lamentado Aragonés, que ha atribuido la maniobra sobre el Prat a un intento del Gobierno para dinamitar el diálogo con la Generalitat.

«El Gobierno no quiere hablar de referéndum y amnistía pero ha sido el pueblo de Cataluña el que ha provocado que sea posible esta negociación» ha asegurado. Una negociación a la «iremos con la máxima fuerza. No renunciaré a defender la autodeterminación y la amnistía por el boicot del Gobierno a la ampliación de El Prat».

Rectificación del Dora

El presidente catalán ha negado, además, que haya solicitado una reformulación del acuerdo alcanzado el pasado 2 de agosto entre la ministra de Transporte y su vicepresidente -y dirigente de JxCat- Jordi Puigneró. «Lo que pido es una rectificación del Dora» -Documento de Regulación Aeroportuaria- que a su juicio «impone una solución concreta, solo falta el mapa de la tercera pista, es el Gobierno el que unilateralmente decide que o se hace como ellos quieren o no se hace».

Lo cierto, sin embargo, es que Puigneró ha reconocido en declaraciones a RAC1 que el Dora hecho público por Aena la semana pasada «no ha modificado el marco del acuerdo de agosto». Una afirmación que contradice la denuncia de Aragonés, según el cual la definición de la ampliación «hacia el este» incumple lo acordado.

Pero Aragonés ha negado disensiones en el Govern y ha señalado, en cambio, al enfrentamiento entre PSOE y Podemos por el proyecto que defiende la Ministra de Transportes. En otras palabras, ha insinuado que el órdago del Gobierno responde al anuncio de que la vicepresidenta Yolanda Díaz y la alcaldesa, Ada Colau, iban a visitar hoy La Ricarda para evidenciar su oposición al proyecto.

En este contexto, Aragonés ha asegurado que «no entraremos en una dinámica de subasta ni de chantaje, esto se tiene que decidir en una mesa técnica, no en el Consejo de Ministros». Y ha advertido que si Aena no es capaz de idear una solución alternativa a la ampliación por el espacio natural de La Ricarda, «cambiemos de gestores» derivando la gestión a la Generalitat. «En Cataluña acostumbrados a trabajar en consenso y respeto medioambiental».

Ruptura del Gobierno

El presidente catalán ha realizado estas declaraciones después de que la ministra de Transporte, Raquel Sánchez, anunciara ayer miércoles la suspensión del proyecto de ampliación del aeropuerto de El Prat. Sánchez ha responsabilizado a la Generalitat de esta decisión, acusando al Govern de Pere Aragonés de haber roto el acuerdo alcanzado el pasado 2 de agosto con su oposición al plan de inversiones hecho público por Aena.

Además, la ministra ha advertido esta mañana de que la ampliación no se retomará esta legislatura. Sánchez ha señalado que «en estas condiciones» no pueden llevar el proyecto al Consejo de Ministros del 28 de septiembre, fecha límite según la ministra, para aprobar el Documento de Regulación Aeroportuaria (Dora) que incluye las inversiones para el periodo 2022 – 2026.

Según estos plazos la obra de ampliación culminaría en 2031. «Perdemos la oportunidad de incluirlo en este documento de previsiones», ha asegurado.