Cataluña | España

La Diada da alas a las exigencias independentistas ante la mesa de diálogo

JxCat exige a Pere Aragonés que no vaya a la mesa de diálogo por las "humilacciones" de Pedro Sánchez "a los catalanes"

Pedro Sánchez y Pere Aragonès, reunidos en Moncloa.

Pedro Sánchez y Pere Aragonès, reunidos en Moncloa.

En la semana que debe producirse la reunión de la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat, el independentismo ha exhibido hoy el «éxito Diada» para exigir de nuevo la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, e insistir en que sólo van a hablar de autodeterminación y amnistía. Así lo ha asegurado la portavoz de ERC, Marta Vilalta, después de que el ministro de cultura, Miquel Iceta, asegurara en Onda Cero que si solo se va a hablar de eso, «la reunión será breve y no llevará a nada».

Mientras, JxCat se resiste a explicitar quién integrará su parte de la delegación catalana a la mesa de diálogo «hasta que se concrete fecha, orden del día y asistencia» de Pedro Sánchez. Eso sí, los de Carles Puigdemont exigen a ERC que Pere Aragonés renuncie a asistir al encuentro, que debe producirse a final de semana en Barcelona, si no está en él Pedro Sánchez.

La Diada «ha vuelto a ser un éxito» ha destacado Vilalta, para quien el independentismo «ha vuelto a demostrar nuestra fuerza como movimiento». Y ha advertido de que «es la mejor manera de evidenciar que aquí existe un conflicto político, para que nadie se despiste, pendiente de ser resuelto». La republicana no ha querido concretar si Aragonés puede replantearse su asistencia, como le piden sus socios, y ha insistido en reclamar «unidad» a JxCat.

Humillación del Gobierno

La número dos de JxCat, Elsa Artadi, ha asegurado en respuesta que «no seremos nosotros los que nos levantemos de la mesa y asumir la responsabilidad de que esto fracase» aunque ha insistido en su falta de confianza en la mesa. «Estaremos siempre, no daremos el discurso fácil que quizá busca Pedro Sánchez con su actitud humillante hacia los catalanes» ha añadido Artadi, apuntando que «quizá está buscando que nos levantemos de la mesa y la culpa sea de los independentistas o de JxCat».

Previamente, Iceta había comparado la mesa de diálogo con las conversaciones de paz tras la Guerra de Vietnam por las dificultades para cerrar los componentes de la mesa y el debate sobre la presencia del presidente del Gobierno. «Me recuerda a las conversaciones de paz después de la Guerra de Vietnam, que se estuvo discutiendo mucho tiempo si la mesa era redonda, cuadrada u octogonal», ha afirmado.

Ampliación del aeropuerto

Una complejidad a la que la ministra de Transporte, Raquel Sánchez, ha añadido un elemento de complejidad al apuntar que podría tratarse en ese encuentro la ampliación del aeropuerto de Barcelona-El Prat. Sánchez ha descartado que se pueda posponer un año la aprobación del plan director de inversiones de Aena para seguir negociando con la Generalitat.

La ministra ha apuntado al encuentro de esta semana, en el que hoy ha confirmado que también participará, como un foro posible para que la Generalitat «mueva ficha» si quiere recuperar la inversión de 1.700 millones de euros comprometida inicialmente por Aena.

«Es el summum del cinismo que quiera llevar la ampliación de El Prat a la mesa de diálogo mezclando espacios y pervirtiendo el objetivo de esta mesa» ha respondido Artadi. La portavoz de Junts ha asegurado que su partido «será garante de que se habla del conflicto» en esa mesa, que «no puede ser una Bilateral dos».

Te puede interesar

Comentar ()