Varios miles de funcionarios de prisiones, unos 4.000 según la asociación Tu Abandono me puede matar, han protestado este miércoles en Madrid para denunciar el «abandono» y la promesa incumplida del Ministerio del Interior de equiparar su salario con el de los trabajadores de las cárceles catalanas, que cobran 500 euros mensuales más de media.

Con cánticos de «Marlaska dimisión» y «Mi trabajo es tu seguridad», varios miles de funcionarios -la mayoría ataviados con camisetas negras del colectivo y algunos de ellos con caretas de la cara del ministro Grande-Marlaska- se han manifestado desde la sede de Institucionales Penitenciarias, en la calle de Alcalá, hasta el Congreso de los Diputados.

«Estamos abandonados por el ministerio, reclamamos dignidad para nuestro trabajo, estamos hartos de ser el patito feo de Interior», ha dicho a Efe Elena Getino, portavoz de Tu Abandono me puede matar, que ha recordado la promesa de Grande-Marlaska hace tres años de que los trabajadores de prisiones serían los siguientes funcionarios, tras policías y guardias civiles, en ver mejoradas sus retribuciones salariales.

500 euros menos al mes

Getino ha señalado que los funcionarios competencia de la Administración central cobran una media de 500 euros menos al mes que los trabajadores de las prisiones catalanas, un desagravio al que se suman -denuncian- la falta de personal y el aumento de las agresiones por parte de los internos.

«Hasta dos diarias», ha lamentado Getino, mientras algunos asistentes han acudido con muñecos que simulaban cadáveres y féretros para mostrar su preocupación por esta realidad que consideran la legislación no castiga como debiera, pues los funcionarios de prisiones no son agente de la autoridad.