El expresidente catalán Carles Puigdemont, detenido el jueves en la isla italiana de Cerdeña y puesto en libertad el viernes, ha afirmado hoy que si el Estado español se niega a negociar con Cataluña su derecho a la autodeterminación y no propone otra alternativa, el pueblo catalán tendrá el derecho «político, moral y de justicia para ejercer la unilateralidad».

«Es una vía no violenta y, por lo tanto, es una vía legítima que no somos los primeros en seguir, lo han seguido otros precedentes en el mundo que han sido avalados por la Justicia internacional», ha señalado Puigdemont en declaraciones a los medios en Oristán, donde se ha reunido con autoridades locales independentistas.

«Es un último recurso, nadie nos puede negar este derecho, nadie que se niegue a negociar con Cataluña el derecho a la autodeterminación puede negarnos el derecho a la unilateralidad, obviamente», ha añadido el expresidente catalán en la isla italiana, en uno de sus últimos actos antes de partir el lunes a Bruselas.