El Congreso de los Diputados ha rechazado este lunes blindar a la Guardia Civil como policía marítima en detrimento de otras policías autonómicas como los Mossos d’Esquadra. Sin embargo, sí ha apoyado una iniciativa del PSOE para activar a policías en la reserva ante situaciones de emergencias.

Las proposiciones no de ley se han debatido este lunes en la Comisión de Interior, evidenciando las diferencias en la mayoría de temas que existe entre el bloque que apoya al Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, por un lado, y el de la oposición representada por PP, Ciudadanos y Vox, informa Europa Press.

Estos tres últimos partidos han respaldado una proposición no de ley defendida por el partido de Santiago Abascal que pedía garantizar que las funciones de policía marítima las desempeñe en exclusiva la Guardia Civil.

Se trata de una polémica sobre la que se ha pronunciado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que hace semanas recordó que el Instituto Armado es quien actúa como «policía judicial del mar» y que, por tanto, los Mossos d’Esquadra desempeñan funciones administrativas dentro del reparto de funciones entre cuerpos policiales.

El PSOE ha insistido en que no existe ninguna ley en tramitación para quitar competencias marítimas a la Guardia Civil. «Lo único que les interesa es sembrar desconfianza, sólo les interesa la desestabilización», le han reprochado a Vox desde las filas socialistas.

Años de plomo

El PSOE ha conseguido el apoyo –con la abstención del PP– para movilizar en situaciones de emergencia a agentes en la reserva de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Sin embargo, el voto en contra de los socialistas no ha permitido sacar adelante una proposición no de ley de los populares en reconocimiento a los policías que hicieron frente a ETA en los conocidos como años de plomo.

Tanto el PP como los partidos que han apoyado el reconocimiento a los policías han aprovechado para reprochar lo que entienden como inacción del Gobierno ante actos de homenaje de presos de ETA y para pedir la excarcelación de condenados como Henri Parot.

El PSOE y sus socios han recordado al PP que el reconocimiento a los policías que lucharon contra la banda terrorista, así como a las víctimas, se lleva a cabo en «numerosas ocasiones» en actos institucionales, censurando al PP que no propusiera estas medidas en los siete años de Gobierno de Mariano Rajoy.

«Yo sé lo que ustedes han padecido, pero no tiene sentido, ETA desapareció y hay que abordarlo desde el principio de realidad», ha defendido el diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, aludiendo a la bancada del PP, entre las que se encuentran víctimas del terrorismo.

Desde el PP han lamentado, además, que el PSOE, Unidas Podemos y el resto de socios bloquearan una iniciativa para dar una solución a los ascensos en la Policía Nacional al ser «excluidos del derecho a la formación en el centro universitario policial». Los populares querían habilitar el ascenso a los estudios de grado «a través de la experiencia profesional, sin titulación habilitante».

Vox tampoco ha conseguido el respaldo del resto de grupos para volver a intentar la reprobación de Grande-Marlaska, a quien acusa de lanzar una campaña de odio contra su formación tras la denuncia de la falsa víctima de homofobia en Malasaña o de las cartas con balas en la campaña electoral a la Comunidad de Madrid.