España | País Vasco

Sare retoma en Navarra las 'marchas solidarias' con los presos de ETA

La plataforma recorrerá desde mañana Navarra para reclamar que los presos de la banda puedan "dejar atrás la cárcel y volver a sus casas": "Ha llegado el momento de cerrar las heridas del pasado".

En Arrasate-Mondragón se planteó como una carrera solidaria con la situación penitenciaria de un preso de ETA, Henri Parot. Mañana será por el conjunto de los presos de la banda terrorista. Sucederá en Navarra, donde durante los próximos cuatro días la plataforma de apoyo a los presos de ETA Sare ha convocado una carrera por 74 localidades navarras con el objetivo de “dar un impulso al proceso de vuelta a casa” de los presos de la organización terrorista. Un paso que los organizadores consideran “imprescindible” para alcanzar hacia la convivencia.

La presión de las organizaciones de víctimas y de diversas instituciones y entidades sociales hizo que el pasado 18 de septiembre finalmente Sare se viera obligada a suspender la marcha solidaria de 31 kilómetros que había organizado para denunciar la situación penitenciaria de Parot -condenado por 39 asesinatos-. En ella quería rechazar la aplicación ‘de facto’ de una cadena perpetua a 15 presos de ETA con cumplimientos de penas superiores a los 30 años.

La Asociación Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT) ha presentado ante el Juzgado central de Instrucción de la Audiencia Nacional un escrito pidiendo la prohibición de la marcha, pese a saber que no será satisfecha. “Sabemos que no llegará a buen puerto, ya que nuestro código penal persigue hechos ya cometidos, no de manera preventiva”. También las peticiones de prohibición presentadas por distintas entidades contra el acto de Sare en Arrasate fueron rechazadas por la Justicia.

Pese a ello, APAVT subraya que siente la obligación de solicitar que no se permita este nuevo acto de apoyo a los presos de ETA ante la realidad de que “ni los tribunales ni los delegados del Gobierno defienden la dignidad y el honor de las víctimas del terrorismo”.

«Sus heridas son nuestros muertos»

Denuncian que ellos deben soportar que los convocantes aseguren que celebran actos de solidaridad con los presos de la banda apelando a la necesidad de “cerrar heridas y mirar al futuro”: “Eso que ellos llaman heridas son nuestros muertos”, señalan. Añaden que cuando se refieren a la necesidad de mirar la futuro pretenden hacerlo “sin colaborar con la justicia, sin reconocer el daño causado y sin admitir que aquí hay un único relato verdadero, unas víctimas que han puesto las nucas y unos asesinos que han puesto las pistolas”.

La campaña de movilizaciones que lleva a cabo Sare desde hace meses incluye recorridos solidarios a lo largo del País Vasco y Navarra. Mañana comenzará la carrera en la Comunidad Foral, en la localidad de Lesaka, desde donde partirá para recorrer 350 kilómetros municipio a municipio, con relevos de cinco kilómetros, hasta culminar en Berriozar el próximo 2 de octubre. Lo hará con un acto y manifestación en apoyo al acercamiento de todos los presos de ETA a cárceles vascas y navarras: “Ha llegado el momento histórico para que los presos y presas comiencen ese proceso de dejar atrás la cárcel y volver a sus casas”, proclamaron durante la presentación de la iniciativa.

Sare defiende que este tipo de reclamaciones populares en favor de un cambio en la política y situación penitenciaria de los presos de ETA suponen un paso “hacia la ansiada meta de paz y libertad” y “caminar, por una vez, no para huir de nada ni de nadie sino para encontrarnos”. Considera que ha llegado “el momento histórico”, dice, para “cerrar la herida del pasado y abrir el canino del futuro”. En sus reivindicaciones para “el regreso a casa” incluye no solo a los presos de la banda ahora en prisión sino también “a los deportados y refugiados”.

Tras Navarra, Álava

Tras la marcha que desde mañana recorrerá Navarra se sumará la anunciada en Alava para el 7 de octubre próximo. En este caso se ha previsto una carrera popular a lo largo de 190 kilómetros a través de más de una treintena de localidades alavesas. Sare quiere culminar la campaña, que se desarrolla bajo el lema ‘Ibilian-ibilian, etxerako bidean” (Paso a paso, camino a casa), en la capital guipuzcoana. El día 23 de octubre con una manifestación.

Sare viene denunciando lo que considera que es una aplicación abusiva de la legislación penitenciaria para los presos de ETA y que en algunos casos supone de facto una cadena perpetua. Además, señala que también se está aplicando un régimen más restrictivo en las progresiones de grado a los presos de la organización terrorista. En este punto asegura que casi todos han progresado de primer a segundo grado pero solo una decena lo ha hecho del segundo al tercer grado, el de semilibertad. A ello suman la denuncia de que en muchos casos se les aboca a cumplimientos de pena de 40 años.

Lamenta que las fiscalías y jueces están actuando con “actitudes de bloqueo, recurriendo de manera sistemática las propuestas de progresión de grado de las juntas de tratamiento. No ocultan que la transferencia de prisiones a Euskadi que será afectiva a partir de este viernes el 1 de octubre pueda abrir un nuevo tiempo. “Mantenemos la esperanza de que el mes de octubre sea el momento de que los cambios comiencen a ser una realidad”: “La asunción de competencias en materia penitenciaria por parte del Gobierno vasco debe suponer un cambio de situación”.

Te puede interesar

Comentar ()