Economía | España

Marcos de Quinto y Félix Revuelta crearán otro proyecto televisivo tras romper con 'La Séptima'

El empresario y ex diputado de Ciudadanos, Marcos de Quinto.

El empresario y ex diputado de Ciudadanos, Marcos de Quinto. EP

La licencia estaba negociada, el dinero preparado y los estudios prácticamente listos. Pero es posible que ‘La Séptima’, el nuevo canal de televisión que contaba con Marcos de Quinto como uno de sus principales inversores, no vea finalmente la luz. El Mundo adelantó esta semana que tanto el ex vicepresidente de Coca-Cola como el fundador de Naturhouse, Félix Revuelta, se han distanciado del proyecto por importantes diferencias tanto con el principal impulsor del nonato canal, Juan Francisco Zambudio; como con el directivo de Mediapro y fundador de 13TV, Alejandro Samanes, que iba a encargarse de la gestión del proyecto. Pero la ruptura entre los cuatro ejecutivos es ya total y según confirman fuentes solventes a El Independiente, tanto De Quinto como Revuelta seguirán adelante con su propio «proyecto de televisión de corte liberal» alternativo al de Grupo Zambudio.

Las distintas visiones en cuanto al modelo de negocio y el plan accionarial han dinamitado uno de los proyectos mediáticos más esperados de los últimos meses. ‘La Séptima’ tenía previsto su desembarco en la TDT a finales de 2021, pero la salida de Marcos de Quinto y de Félix Revuelta pone en jaque la viabilidad del canal promovido por la productora murciana de Zambudio, para el que se contaba con una inversión inicial de unos 150 millones de euros.

El prototipo de negocio promovido por Grupo Zambudio, la empresa que controla Televisión Murciana, incluía una prima de emisión -el valor adicional que pagan los inversores por la compra de acciones de una sociedad-, con la que los impulsores de la cadena evitarían la pérdida de participación en el capital social del proyecto en favor de nuevos accionistas. Pero ni el ex diputado de Ciudadanos ni el presidente de Naturhouse estaban de acuerdo con el planteamiento inicial de un modelo empresarial que, a su juicio, debía igualar a ejecutivos e inversores de tal modo que la aportación económica fuera la misma en ambas partes, con el objetivo de garantizar la viabilidad financiera del proyecto.

Aunque la separación ha sido «amistosa», según las fuentes consultadas, durante días se sucedieron reproches cruzados entre ambas partes. Los empresarios ‘huidos’ de ‘La Séptima’ trasladaron a sus promotores los recelos que generaba que el plan accionarial inicialmente previsto no buscase priorizar la rentabilidad del proyecto tanto como engordar la bolsa de beneficios del empresariado murciano. De Quinto y Revuelta exigieron además a Zambudio impulsar un modelo de negocio colaborativo y no ‘cesarista’ «para hacer y deshacer a su antojo», con el objetivo de que los inversores tuviesen poder de decisión en las resoluciones de la compañía -desde la compra de programación hasta la inversión en logística-, que en última instancia perseguía no espantar al accionariado de un proyecto de tal magnitud.

Contactos «abiertos» para un nuevo proyecto

La ruptura en la cúpula ejecutiva de ‘La Séptima’ no cierra la puerta, sin embargo, a un nuevo proyecto televisivo de «corte liberal». El proyecto audiovisual sigue en el punto de mira tanto del ex vicepresidente de Coca-Cola como del fundador de Naturhouse, y juntos han iniciado ya contactos con inversores nacionales e hispanoamericanos de cara a impulsar una nueva sociedad sin la participación del Grupo Zambudio ni del fundador de 13TV, según ha podido comprobar este medio.

Pero el proyecto, según fuentes del entorno de los citados empresarios, ya no tendrá su desembarco en la TDT como objetivo principal, sino que se explorarán otras plataformas e, incluso, se analizará la viabilidad de impulsar «proyectos pequeños» que tienen «potencial» para crecer con el patrocinio de un capital robusto y con una amplia red de inversores. Pero habrá que esperar para despejar más incógnitas. Lo único a lo que cierran la puerta ambos empresarios es a depositar un sólo euro en el proyecto de la televisión murciana.

Donde no hubo discusión alguna con el Grupo Zambudio es en el objetivo de transformar la cadena en lo que en su día denominaron como ‘La Sexta’ del centroderecha, una meta que mantienen para su nuevo proyecto tanto De Quinto como Revuelta. El corte ideológico, por tanto, no ha cambiado un ápice y sería el mismo que entonces presentaron para ‘La Séptima’, un canal de «carácter generalista» que pretendía aglutinar a «todos los defensores» de la «Constitución de 1978, y, por ende, de la monarquía parlamentaria, de la unidad de España, de la separación de poderes y del respeto a las instituciones».

‘La Séptima’, en vía muerta

A la espera de conocer si Juan Francisco Zambudio y Alejandro Samanes seguirán adelante o no con la creación de ‘La Séptima’ sin el respaldo de dos de sus principales inversores, lo que parece claro es que un proyecto que avanzaba con paso firme, para el que se había previsto una inversión de millones de euros y para el que ya se había seleccionado, incluso, a «algunos de los profesionales más reconocidos y con mayor experiencia del sector audiovisual» ha entrado en vía muerta.

En un primer momento, la intención del incipiente medio de comunicación que contaba con la participación del gurú económico de Ciudadanos durante la etapa de Albert Rivera era la de lanzar la televisión en octubre, si bien decidieron posponer el comienzo de las emisiones a finales de este año o, como mucho, principios de 2022. Pero tras el flagrante divorcio empresarial, aún habrá que esperar para el estreno definitivo de un medio de comunicación enteramente liberal en España.

Te puede interesar

Comentar ()