España

Yolanda Díaz insiste en que derogará la reforma laboral y en que debe ser Sánchez quien tome el mando

La ministra de Trabajo admite perplejidad porque a estas alturas haya que volver a discutir con el PSOE los contenidos y "el alcance de la reforma" | Los contactos entre los socios se alargaron durante todo el día y la noche de ayer, pero el acuerdo sigue sin llegar

La vicepresidenta segunda del Gobierno español y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

La vicepresidenta segunda del Gobierno español y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. EFE

Segundo día de Yolanda Díaz en Roma y segunda jornada de órdagos directos a «la otra parte del Gobierno». Este miércoles, en declaraciones a la prensa tras su encuentro con el secretario del sindicato italiano CGIL, Maurizio Landini, la vicepresidenta segunda del Gobierno ha insistido en que, al margen de la metodología, el problema de fondo con el PSOE tiene que ver con los propios contenidos de la nueva legislación laboral. De nuevo, Díaz ha sido taxativa y se ha comprometido a «derogar» la reforma laboral, aunque sí ha incidido en que en este punto debe ser el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el que lidere las negociaciones para acabar definitivamente con el marco aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012.

La ministra de Trabajo ha desvelado, además, que los contactos y las conversaciones con el ala socialista del Gobierno se han intensificado en las últimas horas y se alargaron durante todo el día e, incluso, la noche de ayer. Pero el acuerdo sigue sin llegar. El pasado lunes, una delegación de Unidas Podemos y otra del PSOE se reunieron presencialmente durante más de dos horas en el Congreso, pero se emplazaron a «seguir negociando» por la ausencia de consenso. «Lo sorprendente es que haya ahora diferencias sobre el alcance de esa reforma», ha lamentado Díaz desde Roma.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y sucesora de Pablo Iglesias en el Ejecutivo ha mantenido el tono de confrontación con sus socios de coalición, después de que ayer mismo desmintiese al PSOE y asegurase que aún había diferencias importantes respecto a los contenidos de la reforma, lo que personalmente le produjo sorpresa. «Este debate ya lo tuvimos antes del mes de diciembre del año pasado y antes de remitir el Componente 23 del Plan de Recuperación a la Comisión Europea», recordó.

La versión del PSOE era totalmente diferente. El portavoz parlamentario socialista, Héctor Gómez, aseguró horas antes en declaraciones a los medios que el único desencuentro en el seno de la coalición por la derogación de la reforma laboral tenía que ver con el «método», es decir, por la negativa de Podemos a aceptar que Nadia Calviño y otros ministerios tengan presencia en la mesa de negociaciones de los agentes sociales por considerar el asunto una competencia exclusiva del Ministerio de Trabajo, departamento que viene trabajando en el acuerdo desde el pasado mes de marzo. Sin embargo, los socialistas negaron que existiese «disfunción» alguna respecto a los contenidos de la norma como sí señala Díaz.

Todo apunta a que los contactos se intensificarán en las próximas horas para tratar de desatascar un conflicto que ha generado una crisis de Gobierno casi sin precedentes, y que se produce en plena recta final de la negociación con los agentes sociales. Por el momento, Sánchez ha impuesto su tutela a Díaz y ambas partes han acordado este miércoles que en el diálogo social estén también presentes los ministerios de Calviño y Escrivá, si bien sigue sin haber acuerdo en los contenidos.

El nuevo marco laboral, según Trabajo, debería estar listo antes de que finalice el año, por lo que Yolanda Díaz apremia al sector de Nadia Calviño para que fije una posición y marque «el perímetro de la reforma». Aunque el PSOE asegura que comparten el «mismo objetivo» que su socios de Gobierno respecto a la reforma laboral, evitan utilizar el término de ‘derogación íntegra’ del marco de Mariano Rajoy como sí defiende Podemos, y abogan por una ‘modernización’ de la legislación laboral que acabe con la precariedad y mitigue el paro juvenil, entre otros aspectos.

Te puede interesar

Comentar ()