Cataluña | España

JxCat y la CUP presentan enmienda a la totalidad de los presupuestos generales

Las cinco condiciones de JxCat para aprobar los presupuestos de Pedro Sánchez

La diputada del PDeCat en el Congreso, Miriam Nogueras.

La portavoz de JxCat en el Congreso, Miriam Nogueras. EUROPA PRESS

JxCat y la CUP han formalizado este jueves sendas enmiendas a la totalidad de los presupuestos generales para 2022. Junts había asegurado que esperaría hasta el viernes para tomar una decisión, pero esta tarde ha anunciado la enmienda acusando al Gobierno de inmovilismo en las negociaciones. La portavoz en el Congreso, Miriam Nogueras, ha invitado además a sus socios de ERC a que presenten su propia enmienda, tras denunciar que el Gobierno no se ha movido.

«Está apalancado en el inmovilismo y no da garantías de cumplimiento. Nos preocupa que tenga esta falta de concreción y sobre todo esta falta de palabra», ha criticado Nogueras. La decisión de Junts llega después de que la ministra de Defensa, Margarita Robles, rechazara públicamente condicionar la aprobación de las cuentas a la protección del catalán en la Ley del audiovisual. Unas declaraciones, las de Robles, en las que también se ha escudado la CUP para explicar su enmienda a la totalidad.

Pese a la dureza de Nogueras, que ha acusado a Pedro Sánchez de «gobernar como si tuviera mayoría absoluta», el portavoz en el Senado, Josep Lluís Cleries, ha dejado la puerta abierta a permitir la tramitación de las cuentas. «Estamos a tiempo de negociar antes de que la semana que viene se produzca la votación de la enmienda a la totalidad», ha ofrecido Cleries.

Las condiciones de Junts

JxCat ha fijado hoy las cinco condiciones a su juicio irrenunciables para dar apoyo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022. Unas líneas rojas que incluyen la protección al catalán, mantener el fondo covid para seguir sosteniendo durante el próximo año el gasto extraordinario en Sanidad, la gestión territorializada de los fondos europeos, mecanismos para garantizar el cumplimiento de las inversiones y el traspaso de Rodalies

JxCat y Esquerra agotan las últimas horas para mantener abierta la puerta de la negociación presupuestaria con el Gobierno antes de que expire el plazo para presentar enmiendas a la totalidad de las cuentas, este viernes a las 14.00 horas.

Los independentistas no quieren renunciar a la negociación de las cuentas, pero tampoco perder su papel protagonista en esa negociación gracias a los 13 escaños de Esquerra y, en menor medida, los cuatro de JxCat. El PDeCat, por su parte, ha confirmado ya que no presentará enmienda a la totalidad y confía en negociar las cuentas con el Gobierno como ya hizo en 2020.

Ejecutiva ampliada

En este contexto, la ejecutiva de Junts se ha reunido esta mañana para valorar el estado de las negociaciones sobre los presupuestos del Estado. Un encuentro en el que han participado también el conseller de Economía, Jaume Giró, la portavoz en el Congreso, Míriam Nogueras y el portavoz en el Senado, Josep Lluís Cleries, junto al secretario general, Jordi Sánchez, y la portavoz Elsa Artadi.

Tras el encuentro, la formación de Carles Puigdemont ha remitido al Gobierno sus condiciones, advirtiendo además de que no han recibido todavía respuesta satisfactoria a sus requerimientos. A diferencia de la postura mantenida hace un año, cuando no participaron en la aprobación de las cuentas, los de JxCat quieren agotar ahora las opciones para negociar unos presupuestos que el conseller Giró necesita para que cuadren las cuentas de la Generalitat.

1.500 millones de deuda condonada

Giró volvió este verano a las reuniones del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) -que la Generalitat había plantado sistemáticamente en los últimos años- para cerrar el acuerdo con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que condona la liquidación negativa de las comunidades autónomas sobre las transferencias recibidas en 2020.

Se trata de un saldo de 4.000 millones de euros entre los anticipos transferidos por el Estado a las comunidades y lo finalmente recaudado. Cataluña, con un saldo negativo de 1.024 millones de euros, es la comunidad más beneficiada por la medida. El CPFF acordó también la renuncia del Estado a reclamar la liquidación negativa del IVA de 2019, otros 458 millones de euros en el caso de Cataluña. Pero para que estas medidas se hagan realidad, se tienen que aprobar los presupuestos de 2022, no dejan de recordar desde Hacienda.

Para JxCat, sin embargo, esta negociación debe servir también para forzar un frente común independentista en el Congreso, de modo que Esquerra no capitalice en exclusiva los logros de las cuentas para Cataluña. Por eso los junteros han dejado claras sus reivindicaciones, que en lo esencial coinciden con las de los republicanos.

ERC, sin embargo, se ha centrado de momento en la reclamación de proteger el catalán, una exigencia que consideran de «fácil cumplimiento» por el Gobierno, «si hay voluntad», como apuntaba este lunes la portavoz, Marta Vilalta.

Te puede interesar

Comentar ()