El Consejo por la República (CxR) que lidera Carles Puigdemont desde Bruselas sigue adelante con la construcción de una estructura independentista al margen de las instituciones autonómicas con la celebración, esta semana, de las elecciones a su Asamblea de Representantes. El futuro «Parlamento del Consejo de la República» que desde el CxR presentan como una «representación transversal» del independentismo no contará, sin embargo, con representantes de Esquerra.

Los republicanos siguen viendo el CxR como un ente fundamentalmente al servicio de Puigdemont, con el que no quieren comprometerse hasta que no se acometa la «reforma» acordada durante las negociaciones para la investidura de Pere Aragonés. Y los responsables del CxR no ven aliciente a emprender esa reforma una vez que el Consejo ha quedado al margen de los acuerdos de investidura, sin el poder de supervisión sobre el cumplimiento del plan de gobierno que reclamaba el entorno de Puigdemont.

En este contexto, los republicanos reconocen que el partido no ha considerado participar como tal en el proceso. El resultado: entre los 75 cargos electos que se han presentado a los comicios solo hay una militante de ERC, una regidora del municipio barcelonés de Sant Just Desvern.

Estado Mayor de JxCat

La «urna de electos» contará, por contra, con todo el estado mayor de JxCat, encabezado por Carles Puigdemont y Laura Borràs. Junto a ellos el eurodiputado Toni Comin, actual cabeza visible del CxR, y la también eurodiputada Clara Ponsatí. La presencia en las listas de Ponsatí es especialmente llamativa porque poco antes de iniciarse el proceso, la propia eurodiputada anunciaba en redes su desvinculación del Consejo

Apenas unas semanas después, la propia Ponsatí anunciaba su candidatura a la Asamblea de Representantes, entre especulaciones sobre crisis en el grupo del «exilio», que recuperaba su cohesión con las candidaturas de todos sus integrantes.

Albà y el mosso independentista

La Asamblea ha concitado 517 candidaturas, 75 integradas por electos -en su mayoría locales escogidos en listas de JxCat- y 442 candidatos de la más diversa procedencia. Aunque el listado recoge nombres ya bien conocidos en la comunidad independentista, muchos de los cuales intentaron incorporarse también en las listas electorales de Junts.

Entre ellos destaca el actor Toni Albà, conocido por sus imitaciones del Rey emérito en TV3 y sus insultos a políticos como Inés Arrimadas o Miquel Iceta. Compite también por uno de los 121 escaños -virtuales- de la futura asamblea el mosso independentista por antonomasia, Albert Donaire.

Junto a ellos, los 87.833 electores registrados en el CxR podrán votar también a la ex diputada de los comunes Àngels Martínez Castells. Martínez tuvo su momento de mayor proyección cuando retiró las banderas españolas y catalanas que los diputados de Cs dejaron en sus escaños antes de ausentarse de las votaciones ilegales de octubre de 2017.

El fundador de Terra Lliure

Menos ilustre es la candidatura de Fredi Bentanachs. Fundador de Terra Lliure y del Moviment d’Alliberament de la Terra (MDT), Bentanachs fue entrenado por ETA en Bayona. A su regreso a Barcelona participó en un tiroteo con la policía y fue detenido tras intentar una bomba en un concesionario de coches. La bomba que estalló en las manos de su compañero, que murió en el atentado.

Completan la lista nombres como el payaso Jordi Pessarrodona, o el periodista y militante de ERC Joan Puig, famoso por colarse en la piscina de P. J. Ramírez en Mallorca para denunciar que incumplía la Ley de costas.