El presidente del Tribunal Constitucional Juan José González Rivas ha dado la bienvenida a los cuatro nuevos magistrados del Alto Tribunal que han jurado el cargo este jueves Enrique Arnaldo, Concepción Espejel, Ramón Sáez e Inmaculada Montalbán y ha despedido a los magistrados salientes Encarnación Roca y Andrés Ollero.

El propio presidente también cumple su mandato y abandona el tribunal de garantías. Durante su discurso en el acto de toma de posesión de los nuevos miembros, ha afirmado que “el magistrado constitucional debe desarrollar su función con absoluta sujeción a la Constitución y a la Ley, con profesionalidad, lealtad institucional, colegialidad, actitud de servicio al ciudadano e independencia”, dejando a un lado “las legítimas aspiraciones profesionales”.

Estimo que el fuero interno del juez, en el que radica la esencia de su imparcialidad, debe ser debidamente ilustrado»

Después de un curso intenso en cuanto a resoluciones del Alto Tribunal, que ha dictado hasta tres sentencias en las que ha considerado inconstitucional las decisiones del Gobierno y de la mayoría del Congreso para contener la pandemia del coronavirus, creándose dos bloques claramente diferenciados entre los magistrados conservadores y los progresistas, González Rivas también ha lanzado un mensaje en defensa del “fuero interno del juez”. “Estimo que el fuero interno del juez, en el que radica la esencia de su imparcialidad, debe ser debidamente ilustrado con un profundo estudio de los asuntos a considerar y que dicha actitud ética constituye un fuero inviolable, que debe ser respetado por todos: ciudadanos, poderes públicos y medios de comunicación”. 

Martínez-Vares ocupará la presidencia pocos días

González Rivas ha cedido la presidencia al magistrado más antiguo del Tribunal, Santiago Martínez-Vares, que ocupará la presidencia de manera temporal hasta que tome posesión el magistrado Pedro González-Trevijano, quien será el presidente del órgano por consenso tanto del bloque conservador (el suyo) como el progresista. Juan Antonio Xiol ocupará la vicepresidencia. Así se acordará previsiblemente en un pleno convocado para este viernes, por lo que ambos se convertirían en presidente y vicepresidente de manera prácticamente inmediata.

En su mensaje de despedida, González Rivas ha considerado que “los tribunales constitucionales han de estar a la altura de unos estándares muy exigentes, ya que se les ha confiado la protección e interpretación de la Constitución”. Igualmente ha manifestado: “Pienso que las legítimas aspiraciones profesionales o -incluso de prestigio profesional del magistrado, deben ponerse al servicio de la Justicia Constitucional, a fin de alcanzar el objetivo de la mejor tutela de los derechos de los ciudadanos y la adecuada defensa del Estado de Derecho”.