La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, se ha reunido durante 40 minutos este sábado con el Papa Francisco en el Vaticano. En una visita exprés, que el equipo de Díaz gestionó por su cuenta y comunicó a Pedro Sánchez hace dos semanas, la ministra de Trabajo ha aprovechado para hacerle dos regalos al Sumo Pontífice.

Tal y como ha informado a los medios de comunicación, Díaz ha llevado al Vaticano una estola hecha con plástico reciclado y bordado por las Carmelitas Descalzas, además de un libro de Rosalía de Castro, Folhas novas, en pretendida referencia a los gallegos que emigraron a Argentina, tierra del Papa.

El tejido de la estola está fabricado con polímeros procedentes de descartes de plásticos y ha sido bordada por el convento de las Carmelitas Descalzas de Alcalá de Henares. Además, el compendio de poesías de la escritora gallega es el libro que muchos de ellos llevaban consigo en sus maletas cuando pusieron rumbo a Argentina en la década de los 60.

La cita con Díaz estaba prevista en torno a las 11:00 de la mañana después de la reunión que el Pontífice ha mantenido con el Prefecto de la Congregación para los obispos, el cardenal Marc Ouellet y antes del encuentro con los participantes de la plenaria de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, según la agenda hecha pública este sábado por el Vaticano.

La ministra de Trabajo ha descrito el encuentro a la prensa como «emocionante» en un breve intercambio en la plaza de San Pedro. Yolanda Díaz llegó a Roma esta mañana acompañada de parte de su equipo y se irá esta misma tarde.

La visita de Yolanda Díaz al Papa Francisco abunda en la línea que ya marcó Iglesias, que en multitud de ocasiones alabó al actual Papa. Sin embargo, la relación de la ministra de Trabajo con la Santa Sede no siempre ha sido amistosa.

De hecho, el 25 de noviembre de 2014, cuando el Papa Francisco intervino en el Parlamento Europeo durante una visita institucional a las sedes del poder europeo, Yolanda Díaz criticó duramente ese acto. «Aberrante que el jefe del Vaticano comparezca en el Parlamento Europeo. Con absoluto respeto a las distintas religiones, los parlamentos no son espacio para ellas», escribió Díaz, entonces coordinadora nacional de Esqueda Unida y diputada en el Parlamento gallego.