El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha presentado su dimisión este jueves. Castells, de 79 años, era una de las cuotas de Podemos, y concretamente de los comunes de Ada Colau, en el gobierno de coalición. El ya ex ministro sido habitualmente criticado por su escasa actividad. Castells deja el Ejecutivo en pleno proceso de aprobación de una reforma de la Ley de Universidades.

Catedrático de Sociología, Castells es el segundo ministro de Unidas Podemos que deja sus responsabilidades ejecutivas, tras la salida de Pablo Iglesias el año pasado tras su derrota frente a Isabel Díaz Ayuso en las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid.

Según ha adelantado El Diario, Joan Subirats (70 años) sustituirá a Castells en el cargo. Subirats ha sido un cargo muy cercano a Ada Colau en el ayuntamiento de Barcelona, donde ha ejercido como comisionado de Cultura y como sexto teniente de alcalde.

Mentor de Colau

Subirats fue el número dos de las listas de BCN en Comú en las últimas elecciones municipales, formando tándem con Ada Colau. Pero abandonó el gobierno municipal en el ecuador del mandato. Era una retirada anunciada, con el argumento de la jubilación, al alcanzar los 70 años de edad.

Fue un nombramiento decidido en persona por la propia Colau, que según algunas fuentes del Ayuntamiento el propio Subirats recibió a regañadientes. El objetivo no era otro que relanzar la candidatura de los comunes con un perfil institucional, tras las polémicas protagonizadas por otros miembros de la candidatura durante el mandato anterior, en el que la actuación de Subirats fue de las más aplaudidas.

Subirats había sido, cuatro años antes, uno de los mentores de Ada Colau en su primera candidatura a la alcaldía. Catedrático de Ciencia Política y experto en movimientos sociales, conoció a Colau y el resto del núcleo duro de los comunes en la gestación de organizaciones como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) que los lanzaron al primer plano político a partir de la crisis de 2008.

Protestas contra la Ley Castells

La dimisión de Manuel Castells coincide con la segunda jornada de protestas estudiantiles contra su ley de reforma universitaria en Cataluña. El sindicato independentista SEPC ha convocado dos jornadas de huelga contra la conocida como Ley Castells. En la manifestación celebrada este jueves por el centro de Barcelona un millar de estudiantes universitarios y de institutos han protestado contra la reforma y la aplicación de la sentencia del 25% de castellano en las aulas catalanas.

Una protesta que ha concluido con momentos de tensión ante la Delegación del Gobierno en Barcelona, donde algunos manifestantes han lanzado huevos y encendido bengalas. Los huelguistas denuncian que la nueva ley universitaria impulsada por el ministro Castells comporta la «mercantilización» de la universidad y abre las puertas a la empresa privada.