Cataluña | España

El consejero de Interior asegura que solo informó del cese de Trapero a Aragonés, no a JxCat

Joan Ignasi Elena defiende su actuación en Bomberos y asegura que cesará a cualquiera que intente interferir en investigaciones sobre corrupción

El consejero Elena comparece ante la comisión de Interior del Parlament

El consejero de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, se ha arrogado hoy toda la responsabilidad en la destitución del mayor José Luis Trapero. Elena ha asegurado que sólo el president Pere Aragonès conocía el relevo, que no consultó con sus socios de JxCat y ha rechazado que los cambios que le sucedieron fueran una «purga» de los Mossos d’Esquadra. Unas afirmaciones que no han convencido a ningún partido fuera de la coalición de Govern.

«Quien decide el cambio de Trapero, la persona y el momento soy yo» ha asegurado contundente el consejero a preguntas del PSC. «Solo lo sabía el president, no lo sabían los socios de Govern» ha añadido, «porque es mi competencia y la ejerzo». Elena respondía así a las críticas por la renovación de la cúpula de los Mossos al completo, 36 mandos que han supuesto el relevo del todo el equipo de Trapero y que han inquietado tanto a los sindicatos como a la oposición.

Especialmente el relevo del intendente Toni Rodríguez, jefe de la Comisaría de Investigación Criminal, responsable de las investigaciones sobre Laura Borràs, Miquel Buch o la trama del 3%. Una investigación, la del ex consejero de Interior, en la que tuvo que pedir amparo al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por las interferencias del comisario Eduard Sallent, nombrado jefe de los Mossos por Buch y recuperado ahora, como número dos, por Elena.

El consejero se ha declarado escandalizado «si eso se produjo», pese a que el TSJC concedió efectivamente tutela judicial a Rodríguez, y se ha comprometido a echar a cualquiera responsable político que intente «interferir en una investigación». «Cualquier intromisión en este sentido es reprobable y cualquier persona que lo haga en mi departamento será destituida».

12 agentes anticorrupción

En este contexto, Elena ha asegurado que con los relevos en la cúpula de los Mossos «no se ha castigado a nadie, no se ha hecho una purga» y que «no se frenará ninguna investigación» de las que en su momento dirigía el intendente Rodríguez.

El consejero ha anunciado además que creará un nuevo protocolo para garantizar el «hermetismo» de las investigaciones judiciales de los mossos y ha anunciado la ampliación del equipo destinado a investigaciones de corrupción. Un área que ahora cuenta con 12 agentes, de un cuerpo de 17.000 mossos, y que se ampliará hasta los 30 ha asegurado Elena, «porque hay que reforzar este trabajo».  

El portavoz de PSC-Units -y ex consejero de Interior- Ramon Espadaler, le ha recriminado que se defienda argumentando que «todo eso pasó cuando usted no estaba» en referencia a las interferencias en investigaciones de corrupción. «¿No es suficientemente grave como para investigarlo internamente?» le ha recriminado, «sobre todo porque usted no estaba, pero el actual director general -Pere Ferrer- sí estaba y uno de los comisarios que ha nombrado en Jefatura también».

«El mensaje que transmiten es que quieren una cúpula policial más dócil con el poder político» ha concluido el portavoz de Vox, Sergio Macián. Mientras la popular Lorena Roldán recordaba como Laura Borràs «explicaba alegremente en TV3» que había pedido a Miquel Buch, entonces consejero de Interior, información sobre la investigación de su causa. Información que el ex consejero le habría facilitado.

Comparación con Marlaska

El consejero se ha revuelto acusando a los socialistas de utilizar en Cataluña «el discurso de PP y Vox» contra el ministro del Interior, Fernando Grande- Marlaska. Un argumento abonado por el portavoz de ERC, Chakir el Homrani, quien ha recriminado al PSC que está a un paso de denunciar al conseller como Vox hizo con Marlaska tras el relevo del general Pérez de los Cobos.

Pero Matías Alonso, portavoz de Cs, ha denunciado un «histórico de cambios y comisarios de generación espontánea, como Sallent» del que ha recordado que figuraba «en listado de mossos afines de Víctor Terradellas» ex dirigente de CDC y eje de las investigaciones del Caso Volhov.

La popular Lorena Roldán, por su parte, ha recordado que el intendente Rodríguez investigaba también la derivada del 3% que afecta a la contratación de TV3 con la productora Triacom. El informe policial pone de manifiesto que TV3 pago 27,3 millones a Triacom por programas que acabó produciendo Mediapro por 14 millones. «Es decir, con un sobrecoste del 90%. Es entramado societario para emitir facturas falsas, defraudar a hacienda y conseguir dinero negro» ha concluido.

Los escoltas de Junqueras y Marcela Topor

La gestión de los escoltas ha sido otro de los puntos de la polémica, especialmente tras la decisión de Elena de conceder a Oriol Junqueras la escolta que le había denegado Trapero. Espadaler le ha recriminado haber sacado la dirección de los escoltas de Prefectura para ponerlos «directamente bajo la dirección política» del cuerpo.

Macián le ha afeado que Junqueras o la esposa de Carles Puigdemont, Marcela Topor «tiene escoltas que no tienen justificación. No ocupan ningún cargo publico, si quieren escolta que se la paguen de su bolsillo».

En este contexto, Elena ha tenido que defender también su actuación al frente de los Bomberos, después de que haya trascendido la investigación de la justicia sobre los presuntos amaños en las facturas de mantenimiento de sus vehículos durante años.

«Estaremos al lado del juez dando toda la información que se nos reclame» ha asegurado el consejero, explicando además que ya se ha resuelto el contrato con la empresa investigada. «Se ha hecho nueva licitación incorporando los recursos q realmente se gastaban con 50% de presupuestos para que no hubiera este déficit. Hemos actuado. Nuestra obligación es estar al lado de la investigación y cambiar esta dinámica».

Te puede interesar

Comentar ()