Economía | España

Un millón de hogares en España tiene a todos sus miembros en paro

La mayor incidencia del desempleo entre los jóvenes y los mayores de 55 años deja a 1.023.000 hogares sin ingresos por trabajo pese a los buenos resultados de generación de empleo con los que se cerró 2021

Una persona pasa al lado de una Oficina de Empleo en Madrid.

Una persona pasa al lado de una Oficina de Empleo en Madrid. EP

En muchos hogares la euforia apenas se escuchó. Los buenos datos de empleo que el Instituto Nacional de Estadística (INE) dio a conocer ayer no les incluía. La cifra de 840.700 puesto de trabajo creados el año pasado que llevó ayer al Gobierno a calificar la recuperación laboral alcanzada como “extraordinaria”, “justa” y “espectacular”, tampoco la engrosaban ellos. En España algo más de un millón de hogares siguen esperando su oportunidad, su oferta de trabajo. Los datos del INE escondían la cifra menos optimista: 1.023.000 hogares en nuestro país tienen a todos sus miembros en edad laboral en paro.

Es una realidad que en muchos casos coincide con otro de los indicadores más preocupantes que, pese a mejorar, aún registran niveles muy elevados. En muchas familias los progenitores e hijos más jóvenes -pero en edad laboral- comparten desempleo. En España 565.000 mayores de 55 años no tienen hoy empleo y 452.000 jóvenes de entre 16 a 24 años, tampoco.

Ese millón largo de hogares sin ingresos por trabajo es, pese a todo, algo inferior al de hace un año. El buen comportamiento del mercado de trabajo ha permitido a otros 98.200 hogares de nuestro país salir de esa estadística al haber encontrado alguno de sus miembros un puesto de trabajo. En la mayoría de los casos se trata de hogares con más de un miembro. De los casi 19 millones de hogares de los que constan en el registro del INE, en algo más de dos millones se trata de viviendas unipersonales.  

Los jóvenes, los más afectados

Sin duda esta realidad afecta más directamente a los jóvenes, que ven cómo la falta de un empleo dificulta su proceso de emancipación. Un reciente informe de Cáritas puso en evidencia que los jóvenes son, en gran medida, quienes en mayor medida están padeciendo el impacto de la crisis sanitaria. Más aún, en la generación que ahora ronda los 30 años el informe ‘Evolución de la cohesión social y consecuencias de la Covid-19 en España’ subrayaba que había salido maltrecha de la crisis de 2008 y ahora no lograba, en muchos casos, reconducir su senda laboral. Una situación que en muchos casos les dejaba en un evidente riesgo de exclusión social. El informe cifraba en 2,7 millones los jóvenes que actualmente se encuentran en esta situación.

A la falta de contrataciones en estas franjas de la población se suma la precariedad elevada que aún soportan. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez reconoció ayer que un tercio de los contratos realizados el año pasado en España era de menos de cinco días.

Los datos del INE revelan que entre los jóvenes de entre 16 a 19 años el desempleo alcanza el 49% y ronda el 27% entre quienes tienen de 20 a 24 años. Porcentajes mucho más elevados que la tasa media de desempleo que se sitúa en el 13,3%.

El hogar, la nueva ‘oficina’

En sentido contrario, los hogares que tienen a todos sus miembros en edad laboral con un puesto de trabajo representan algo más de la mitad. En términos absolutos, 11 millones de hogares en España tienen ocupados a todos sus miembros, lo que representa el 57% del total.

La vivienda se ha convertido además en estos últimos meses, y fundamentalmente desde el inicio de la pandemia, en la nueva ‘oficina’ para millones de trabajadores. Compartir espacio doméstico para usos laborales es una realidad muy extendida en nuestro país. Actualmente más de 7 millones de trabajadores dedica alguna jornada laboral cada semana a trabajar desde su casa. El teletrabajo se ha convertido en una realidad para casi uno de cada tres trabajadores de nuestro país.

Trabajar desde casa más de la mitad de la semana laboral es algo que realiza actualmente 1,58 millones de trabajadores. En menor medida, existe otro importante número de trabajadores, 5,78 millones, que lo hace en menor medida –menos de la mitad de la semana-. 

Te puede interesar

Comentar ()