España

Religiosos, abiertos a investigar los abusos: "No tenemos nada que ocultar"

Jesús Miguel Zamora, secretario general de CONFER

Jesús Miguel Zamora, secretario general de CONFER CONFER

La Conferencia Española de Religiosos (CONFER) apoya la creación de una comisión de investigación sobre los abusos sexuales en la Iglesia y está dispuesta a colaborar porque, asegura, las congregaciones no tienen «nada que ocultar» y su objetivo es escuchar a las víctimas y evitar que algo así vuelva a ocurrir. 

Así lo ha garantizado, en una entrevista a Efe, el secretario general de la Confer, el religioso Jesús Miguel Zamora.

«No tenía que haber sucedido. Ha sucedido y pedimos perdón porque no se ha obrado bien», reitera el representante de este organismo constituido por los superiores de los Institutos Religiosos y Sociedades de Vida Apostólica establecidos en España.

Zamora ve con buenos ojos la creación de una comisión de investigación, como han solicitado en el Congreso de los Diputados Unidas Podemos, ERC y EH-Bildu. El PNV, por su parte, ha apostado por que sea una comisión de expertos independientes la que estudie los casos y presente después su informe a las Cortes.

«Todo lo que sea intentar resolver una situación que es una lacra… todas las iniciativas que haya en ese sentido, para garantizar entornos seguros para los niños, los jóvenes, las personas vulnerables.. a mí me parece que todo viene bien».

No obstante, este religioso asegura que las congregaciones religiosas no están «con los brazos cruzados» y recuerda que algunas de ellas han puesto en manos de la Fiscalía los casos de abusos de los que han tenido conocimiento. «Han denunciado a religiosos de su congregación, son los primeros en no tapar lo que hay».

Indica también que se están cambiando los protocolos y muchas organizaciones han acogido en sus webs un buzón de denuncias.

«Lo que antes se hacía con la puerta cerrada en un despacho, ahora se hace con la puerta abierta y, si tiene que hacerse con la puerta cerrada, tiene que haber otra persona que haga de testigo», para que los padres sepan que el sitio al que mandan a sus hijos es seguro, «ya sea un colegio, una catequesis o un club deportivo, creo que esto nos implica a todos».

Asegura Zamora que «las congregaciones religiosas están haciendo lo indecible», aunque reconoce que las denuncias que reciben a través de los buzones «son mínimas» y las que van llegando lo hacen a través de los medios de comunicación, a los que muchas víctimas acuden también para recabar más información y buscar testimonios similares.

Y en este sentido lamenta que las congregaciones, muchas veces, no tienen información de los casos de abusos, ya que no figuran en los archivos. «Se vivía una realidad social muy distinta y todo este tipo de cosas normalmente no salían a la palestra».

«Lo hemos hecho mal, ha habido cosas de las que no hemos estado al tanto y ha habido hermanos nuestros que anteriormente lo han hecho como lo han hecho y ahora nos toca resolver estas situaciones», admite.

Pero insiste en que no tienen «nada que ocultar». «Lo que hay que hacer es pedir honestamente perdón» y buscar los medios para que no se repita. «Vamos a escuchar a las víctimas porque lo que intentamos es reparar el dolor y repararlo en todos los ámbitos», también el psicológico y económico, afirma.

Esta pasada semana ha tenido lugar un encuentro entre la Confer y las Congregaciones Religiosas afectadas por casos de abusos.

«Las instituciones de la Vida Consagrada quieren ser lugar seguro de acompañamiento y crecimiento responsable para los niños, jóvenes y adultos vulnerables a los que atendemos. Es nuestro compromiso con el Evangelio y queremos hacerlo bien, aunque cueste y sea doloroso», señalaron durante la jornada, la cuarta centrada en los abusos que celebra esta organización.

Este encuentro con las congregaciones -explica Zamora- «no era para lavarnos las manos y decir, esto ha pasado hace mucho, sino para darnos ideas, ver cómo podemos ayudar a las víctimas, a las congregaciones y encarar esto de la mejor forma posible».

En ese camino, la Confer se ha reunido también con el presidente y el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE). «Seguiremos incrementando los contactos para ver cómo hacerlo y veremos a ver qué sale… No sé si será una comisión independiente o qué, pero vamos a seguir hablando para intentar resolver las cosas cuanto antes». 

La Conferencia Española de Religiosos es un organismo de derecho pontificio constituido por los Superiores Mayores de los Institutos Religiosos y Sociedades de Vida Apostólica establecidos en España, en cuanto legítimos representantes de sus miembros.

Te puede interesar

Comentar ()