José María Aznar ha evitado avalar o no la entrada de Vox en el futuro gobierno de Castilla y León, pero ha dejado claro que el objetivo de Alfonso Fernández Mañueco debe ser formar gobierno y ha apuntado una vía: la abstención de Vox, como en su día hizo el CDS para que él accediera por primera vez a la presidencia de la comunidad. El ex presidente del Gobierno sí ha cuestionado una eventual entrada de Vox en el Gobierno, por la vía de equipararla a una eventual victoria Marine Le Pen en Francia.

«El que ha ganado las elecciones tiene que apañárselas para gobernar» ha sentenciado Aznar al ser preguntado por una eventual coalición de PP y Vox en Castilla León. Y conviene recordar, ha añadido «que el PP ha ganado las elecciones, da la impresión de que no está claro, pero el PP ha ganado y no hay victorias amargas y dulces derrotas, hay victorias y derrotas».

En este contexto, el ex líder del PP ha recordado su propio acceso a la presidencia de Castilla y León. «Gané las elecciones por 5.000 votos. El CDS se abstuvo y yo goberné solo hasta que hubo una coalición con CDS» dos años después ha apuntado. Aunque también ha reconocido que «era otro mundo» en términos políticos.

«Hoy quien tiene la responsabilidad debe encontrar la formula para gobernar es el PP, porque los ciudadanos le han dado la iniciativa en la formación de gobierno» ha concluido Aznar.

Críticas a Vox

Aún así, el ex presidente no ha ahorrado esfuerzos para distinguir a su partido de Vox, formación que ha evitado definir como radical afirmando que «está a la derecha de la derecha». Ha recordado que Vox «tiene sus referentes en Europa, como Le Pen», mientras el PP «es constitucional, europeo y europeísta».

«No veo las ventajas para Francia, o para España, de que Le Pen estuviera en el gobierno» ha añadido. En este sentido ha reclamado a los de Santiago Abascal que «den explicaciones a los electores» sobre sus propuestas porque «la política no es gratis»

«Puedes decir que a alguien se le pone cara de vicepresidente» ha añadido parafraseando a Abascal «pero a la vez Vox se quiere cargar las comunidades autónomas, eso lo tendrán que explicar».

España no es de fiar para Biden

Aznar ha sido muy crítico además con la política exterior española y la marginación del Gobierno en las consultas de Joe Biden sobre la crisis de Ucrania con los socios de la OTAN. «España estaba sentada en mesa donde se tomaban las decisiones. hoy no está porque decidió marcharse» ha lamentado, recordando que el presidente de Estados Unidos ha consultado en las últimas semanas con los gobiernos de Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia, pero no el español.

«No es casualidad, hemos dejado de ser socio fiable» ha lamentado, asociando esa situación a la retirada unilateral de Irak. «Cuando ha llamado a la deserción internacional, no has cuidado tu sistema de defensa, eres un país presentado ante el exterior con graves problemas de desagarro interno y tienes un gobierno con comunistas, separatistas y ex terroristas» ha enumerado, el presidente de Estados Unidos «no quiere compartir información contigo».