Los contactos del entorno de Carles Puigdemont con el Kremlin se están convirtiendo en una pesada losa para el independentismo catalán. Lo ha demostrado el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, que hoy ha tachado a los colaboradores del ex president de «señoritos» que «durante un rato se creían James Bond».

Unas afirmaciones que han encendido los ánimos en JxCat. El vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, ha trasladado su «enfado» y «exigido explicaciones» al president Pere Aragonès por las afirmaciones del portavoz republicano. Un Rufián al que el secretario general de Junts ha tachado de «miserable» y Jami Matamala, amigo y compañero de fuga de Puigdemont ha tildado de «desgraciado».

«¿Se puede ser más ignorante? En todo caso es imposible ser más miserable. Y es indiscutible que quién habla así se convierte de hecho en portavoz oficial de las cloacas del Estado y la burbuja de la derecha mediática. Así no, Gabriel Rufián», afirmaba Jordi Sànchez, en Twitter.

Paralelamente, el Govern se desvinculaba de pago de los viajes de Josep Lluís Alay a Rusia a costa del presupuesto de la Oficina de ex president de Puigdemont. El pasado septiembre, The New York Times publicó que Alay había explorado el apoyo de Rusia al procés y se reunió en Moscú con funcionarios rusos, exagentes de inteligencia y el nieto de un espía de la KGB.

Parte de esas gestiones quedan recogidas en la instrucción del «caso Volhov» ha ahora ha vuelto a ponerse sobre la mesa tras la invasión rusa de Ucrania y la crisis entre el gobierno de Vladimir Putin y la OTAN.

Frivolidad terrible

Ha sido en este contexto que Rufián ha lamentado que esos contactos son una «frivolidad terrible», ya que asegura que eran «para hacerse un selfi en según qué despachos».

«Son señoritos que se paseaban por Europa con la gente equivocada porque simplemente durante un rato se creían James Bond. No nos representan», ha concluido en referencia a los representantes de JxCat -partido con el que ERC gobierna la Generalitat- que supuestamente estuvieron involucrados.

Rufián ha advertido que Esquerra nunca se ha reunido con «sátrapas» para reclamar que sea JxCat quien dé explicaciones. «El conseller Raül Romeva lo pudo hacer y no lo hizo nunca. Lo hicieron ellos porque eran señoritos pensándose que eran James Bond», ha zanjado.