La diputada de Unidas Podemos Meri Pita, que es crítica con la dirección de la formación morada, ha comunicado su intención de abandonar el grupo parlamentario confederal y pasarse al grupo Mixto, según han señalado a Europa Press fuentes parlamentarias.

Con esta decisión de la parlamentaria canaria, el espacio confederal pierde un escaño en el Congreso y de esta forma ahora contaría con 33, frente a los 35 con los que comenzó esta legislatura, dado que también permanece vacío el escaño que ocupaba el exdiputado canario Alberto Rodríguez, cuya vacante no se ha cubierto aún tras cinco meses de su salida de la Cámara Baja.

La diputada ha dirigido un texto a su partido, adelantado por El Periódico de España, muy crítico con la actual dirección, en el que asegura que «la deriva orgánica está ahí con sus individualidades, sus miserias, sus manipulaciones, su sectarismo, sus cobardías y, cada vez más, sus proyectos biográficos, mucho más que políticos y lejos -muy lejos en cualquier caso- de los principios».

Meri Pita ya fue una de las diputadas díscolas de Podemos que se manifestaron en contra de los pactos para la renovación del cupo de magistrados en el Tribunal Constitucional.