España

El Comité de Ética de la RFEF asegura que desconocía el contrato con Arabia Saudí y el papel de Piqué

El informe que invoca Rubiales como aval se ceñía a analizar la idoneidad de llevar la Supercopa a dicho país por la situación de la mujer | "Decíamos que si el único afán fuera el crematístico estaríamos en contra", desvela uno de sus firmantes

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, consulta un informe durante la comparecencia informativa de la semana pasada.

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, consulta el informe emitido por el Comité de Ética durante la comparecencia informativa ofrecida la semana pasada tras estallar el escándalo. EP

El informe del Comité de Ética de la Federación Española de Fútbol (RFEF) que Luis Rubiales exhibe como aval para celebrar la Supercopa de España en Arabia se limitaba exclusivamente a analizar la idoneidad de disputar la competición en dicho país desde la vertiente de los derechos humanos y de la situación de la mujer, desconociendo sus integrantes los términos del contrato y la implicación del futbolista en activo Gerard Piqué en la operación.

El Independiente ha consultado a los tres miembros que integraban el órgano federativo encargado de investigar y resolver las conductas que puedan perjudicar la reputación e integridad del fútbol cuando se firmó el polémico acuerdo con los saudíes y la versión que ofrecen los tres -dos catedráticos y un profesor universitario- es coincidente: nunca vieron el contrato ni conocieron que el defensa del FC Barcelona intermedió en el negocio a través de su empresa (Kosmos Global Limited SL). De ello han tenido conocimiento ahora por la prensa.

«Para mí ha sido una sorpresa enorme saber que el contrato ya estaba firmado. Cuando nos lo pidieron parecía que estaba discutiéndose, no que se hubiese rubricado ya. De haber sabido que se había firmado ya hubiera puesto el grito en el cielo. Nunca pudimos informar sobre algo que desconocíamos», declara a este diario uno de los entonces integrantes del Comité de Ética.

La fuente insiste en que el objetivo de aquel dictamen -fechado el 8 de noviembre de 2019- se ceñía exclusivamente a si la celebración de la Supercopa en un país como Arabia Saudí podía tener efectos positivos para la mujer. Tras debatirlo, los tres miembros optaron por apoyar la iniciativa, condicionada a la consecución de determinados progresos: el libre acceso de las féminas a los estadios, favorecer que pudieran tener responsabilidad en la gestión… «De hecho, en nuestro informe decimos que si el único afán fuera el crematístico estaríamos en contra», subraya.

El motivo fundamental por el que la RFEF decidió trasladar esta competición a este país de la península arábiga fue económico. El acuerdo garantizará a la Federación ingresos de «400 millones de euros» por el conjunto de las ediciones (hasta 2029), una cantidad infinitamente mayor a la que percibiría si la Supercopa se siguiera disputando en España.

En el informe decimos que si el único afán fuera el crematístico estaríamos en contra», revela uno de sus firmantes

En la rueda de prensa ofrecida la pasada semana tras desvelar El Confidencial los detalles económicos del acuerdo y la comisión anual que percibirá Piqué por su mediación, el presidente Luis Rubiales se escudó en el citado dictamen favorable de la Sección Ética del Comité Jurisdiccional de la RFEF como aval para justificar por qué se decidió que el torneo se disputara en Arabia Saudí. También lo invocó en un escrito enviado al citado medio digital con el que quiso puntualizar algunas de las informaciones.

En concreto, Rubiales leyó tres pasajes de dicho informe, que concluía que la Federación podría contribuir «positivamente» al avance de los derechos humanos en Arabia Saudí siempre que se materializara una serie de compromisos -como el acceso libre de la mujer a los estadios, la implantación de una liga femenina o la implantación de programas que fomentaran la participación de las féminas en las estructuras de gobernanza del fútbol- y se vigilara que estos se cumplían. «Es que el informe era positivo», destacó el mandamás del fútbol español.

Al desconocer que ya se había firmado el contrato y que la empresa de Gerard Piqué percibía una comisión por acercar a los saudíes a la Federación Española se hurtó al Comité de Ética la posibilidad de valorar si podía existir un posible conflicto de interés, por cuanto el defensa del Barcelona participa en una competición en cuya negociación ha intervenido su empresa y por la que percibe una retribución de cuatro millones de euros al año (pagada por los anfitriones, no por la RFEF).

«Reputación e integridad»

En su web, la Federación describe el Comité de Ética como el órgano al que corresponde «conocer, tramitar, investigar y resolver todas las presuntas conductas que puedan perjudicar la reputación e integridad del fútbol, particularmente cuando se trata de un comportamiento ilegal, inmoral o carente de principios éticos y que sean contrarias al Código Ético y de Buen Gobierno de la RFEF, así como cuando fueran contrarias a los códigos éticos de la FIFA y la UEFA y dichos organismos no fueran competentes por razón de la materia, el ámbito territorial o de sujeción».

Tampoco el departamento de Integridad de la Federación Española de Fútbol manejó el contrato para poder emitir un dictamen, como su responsable en aquellas fechas -Ana Muñoz- ha difundido esta semana a través de su perfil en Twitter después de que el portal Iusport informara de que el dictamen del Comité de Ética es posterior a la firma del contrato con Arabia Saudí: «No se apoyaron en ningún informe que tuviera relación ni con el departamento de Integridad ni con el Comité de Ética. Ignorábamos el contrato».

Ana Muñoz dimitió como vicepresidenta de Integridad de la RFEF el 16 de diciembre de 2019 pero la Federación no lo hizo público hasta el 16 de enero de 2020, unos días después de que el Real Madrid, el Atlético de Madrid, el FC Barcelona y el Valencia CF disputaran en Yeda la primera edición de la Supercopa de España que albergaba Arabia Saudí. También renunciaron a seguir dos de los tres miembros del Comité de Ética (Araceli Mangas y José Luis Pérez Triviño) antes de que se les comunicara el cese, como hizo la Federación con el tercero (Manuel Villoria).

El contrato es legal y ético. Yo voy a seguir yendo con la cabeza alta», sostiene el presidente Rubiales

Dos años y tres meses después, las revelaciones de El Confidencial han permitido conocer cómo se gestó el acuerdo con los saudíes –ampliado por cuatro años más en 2020, lo que permitió a la Federación reducir pérdidas en dicho ejercicio- y los términos económicos. «El contrato es legal y ético. Yo voy a seguir yendo con la cabeza alta. No tengo nada de lo que avergonzarme», ha defendido Rubiales.

No lo entiende así el Centro Nacional de Formación de Entrenadores de Fútbol (CENAFE), que la semana pasada presentó una denuncia en la Fiscalía Anticorrupción contra Luis Rubiales, la RFEF, Piqué y Kosmos Global Holding al apreciar indicios de hasta cinco posibles delitos: administración desleal, prevaricación administrativa, cohecho, corrupción entre particulares y corrupción en los negocios.

«Luis Rubiales pactó con Gerard Piqué el cobro de una comisión multimillonaria por el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudí. Documentos y audios a los que ha tenido acceso el medio de comunicación El Confidencial revelan que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol presionó a las autoridades de Riad para que abonaran al jugador del FC Barcelona hasta 24 millones de euros por disputar el torneo en ese país y trató luego de ocultar la participación del futbolista en el contrato», detalla la denuncia.

En caso de que abra diligencias de investigación, el Ministerio Público tendrá que determinar si el mandamás del fútbol español vulneró el código de conducta existente en la federación a fin de evitar que directivos y administradores puedan ejecutar actos que supongan conflicto de interés. «Hay tres filtros y el acuerdo pasó todos», sostiene el presidente federativo, quien hasta ahora venía percibiendo una parte de su retribución en función de los ingresos que era capaz de captar con su gestión.

Te puede interesar

Comentar ()