Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, no ha querido entrar en la polémica sobre los permisos menstruales que aprobará el Gobierno y ha asegurado que «la única regla» que le importa «es la regla de tres».

Después de la toma de posesión de Alfonso Rueda como sexto presidente de la Xunta, ceremonia a la que ha acudido en Santiago, al igual que había hecho en 2020 con la del saliente Alberto Núñez Feijóo, Ayuso ha sido preguntada por el pacto alcanzado entre los ministerios de Igualdad y de la Seguridad Social para incluir esta baja en la futura ley del aborto.

A falta de que se cierren todos los flecos y el texto llegue al Consejo de Ministros del próximo martes 17, Ayuso ha indicado que ella está dedicada «a los problemas reales», «es a lo que me debo», ha remarcado, «y no a estas cuestiones que no solucionan nada».

Ayuso se ha centrado en el acto al que ha ido y ha afirmado que el desembarco de Feijóo en Madrid pudo suponer un «momento agridulce» para los gallegos pero es «muy especial para todos los españoles» y en breve espera que más todavía.

Sobre la Comunidad gallega, ha comentado que se abre una «nueva etapa» y «esto es así en política, la vida empieza cada día».

Ha confesado Ayuso conocer a Rueda desde hace muchos años y ha defendido que es un hombre «muy trabajador», con una personalidad «muy definida» y, sobre todo, una «muy buena persona» que se «desvive» por su tierra.